Ya no se habla espaƱol

El nuevo mandamás del Imperio comienza a cumplir sus promesas: con un solo clic desapareció la versión en español de la página web del gobierno norteamericano. Seguramente cree que con ello corta de raíz los males que aquejan a los votantes a que apostaron por él.

Tal decisión, que desde lejos apesta a fascismo, comienza redondear la idea de quién es este señor, sobre todo para los hispanohablantes que se ilusionaron con él.