Xiomara Palacio, espĂ­ritu trashumante

La actriz y titiritera Xiomara Palacio legó una herencia de trabajo insoslayable a la historia del retablo cubano. Discípula de los hermanos Camejo en el Teatro Nacional de Guiñol, junto a Armando Morales formó una de las duplas más queridas y recordadas del teatro de títeres. Las emociones expresadas en los rostros de los niños y adultos que asistieron a sus funciones fueron el mayor regalo para ella, ese que no otorga el dictamen de un jurado, sino el sentir del alma.