Walter Martínez

No había llorado tanto desde que murió mi padre biológico, manifestó el periodista uruguayo Walter Martínez, quien dijo que el líder de la Revolución cubana Fidel Castro, como el Cid Campeador, seguirá ganando batallas pese a su partida física.

Comentó que se cumplió un ciclo vital, pero este hombre irrepetible por las circunstancias que le tocó vivir, dejó sembrados valores y criterios para que haya otros que llenen vacíos.

Fue un momento mágico con el hombre justo en el tiempo indicado y ¿qué va a haber ahora?, un enorme vacío, reflexionó durante la apertura del libro de condolencias en la embajada de Cuba en Caracas.

Fidel nos dejó claros los valores y ejemplos de conducta, sabemos cuál es el camino y cada quien sabe cómo debemos honrarlo. Es un deber asumir su ausencia, aceptar la realidad y trabajar a partir de ella.

Con su fallecimiento los gringos creen que se sacaron un enorme callo de unas apretadas botas, que esto cambia algo, pero no va a cambiar nada: las doctrinas, el ejemplo y las generaciones de relevo están ahí.

Fidel hizo una gigantesca labor y la dejó blindada con su ejemplo, sus valores y la educación del pueblo. Al demostrarse que era posible en Cuba y en los demás países, evidencia que es un proceso en pleno desarrollo.

Hizo llegar un abrazo fraterno de solidaridad al pueblo cubano y, en su función de periodista, llamó a los profesionales de los medios a reconocer los logros de la isla caribeña y la impronta de Fidel Castro en los gobiernos progresistas latinoamericanos y del mundo.

Transformemos este momento en fuerza de inspiración y hagamos de las palabras hechos cada día. Cumpliendo con nuestra labor de comunicadores, haremos honor a quien honor merece.

En la embajada, el libro de condolencias estará abierto de 09:00 a 18:00 hora local, hasta el 4 de diciembre, cuando culminen las exequias de Fidel, quien falleció el pasado 25 de noviembre a la edad de 90 años.

 

(Tomado de Prensa Latina)