Vote por el más grande

Durante el loco y desenfrenado corre correpor la silla de mandamás de EE.UU. cualquier cosa puede pasar. Ya los contendientes se han dicho de todo, y nada bueno. Ahora Trump, acusado por Rubio ante el público de tener “manos” pequeñas, ha ripostado: “Si ellas fueran pequeñas, algo más debería ser pequeño. Yo les garantizo que no hay problema, lo garantizo".

Solo faltó que el republicano se bajara los pantalones frente a las cámaras. De todas maneras, si algo puede decirse de él es que sus carencias, las que importan, son mucho más arriba.