VINE EN UN BARCO NEGRERO...
Vine en un barco negrero.
Me trajeron.
Caña y látigo el ingenio.
SOL DE HIERRO.
Sudor como caramelo.
Pie en el cepo.
 
Aponte me habló sonriendo.
Dije: -Quiero.
¡Oh MUERTE! Después silencio.
Sombra luego.
¡Qué largo SUEÑO violento!
Duro SUEÑO.
 
La Yagruma
de nieve y esmeralda
bajo la LUNA.
 
O'Donnell. Su PUÑO SECO.
Cuero y cuero.
Los alguaciles y el miedo.
Cuero y cuero.
De SANGRE y tinta mi cuerpo.
Cuero y cuero.
 
Pasó a CABALLO Maceo.
Yo en su séquito.
Largo el aullido del VIENTO.
Alto el trueno.
Un FULGOR DE MACHETEROS.
Yo con ellos.
 
La Yagruma
de nieve y esmeralda
bajo la LUNA.
 
Tendido a Menéndez veo.
Fijo, tenso.
Borbota el pulmón abierto.
QUEMA EL PECHO.
Sus ojos ven, están viendo.
Vive el MUERTO.
 
¡Oh Cuba! Mi voz entrego.
En ti creo.
Mía la tierra que beso.
Mío el cielo.
 
Libre estoy, vine de lejos.
Soy un negro.
 
La Yagruma
de nieve y esmeralda
bajo la LUNA.

Ficha
Nicolás Guillén: Poeta, periodista y activista político cubano. Nació en Camagüey, el 10 de julio de 1902 y falleció en La Habana, el 16 de julio de 1989. Se le considera el poeta nacional cubano. Su obra reivindica la cultura negra dentro de los procesos de mestizaje y transculturación, en lo que denominó el “color cubano”, ni negro ni blanco: mestizo, rasgo distintivo de toda Latinoamérica. Entre otros libros, autor de El gran zoo (1967), La rueda dentada (1972), El diario de a diario (1972) y Por el mar de las Antillas anda un barco de papel (1977).