Viengsay Vald├ęs

Fidel fue un factor determinante para el desarrollo del ballet en la Isla. Puso los recursos del Estado a disposición de la creación de nuestro Ballet Nacional de Cuba, y fue un máximo exponente de este arte. Vio en Alicia y Fernando Alonso los verdaderos fundadores de la escuela cubana, que tanto ha sido reconocida a nivel internacional.

Hoy, gracias al apoyo incondicional de nuestro Fidel y el desempeño de grandes maestros, Cuba tiene un lugar en el mundo en este arte tan difícil y que en la mayoría de los países llega a ser elitista. Gracias a Fidel, Alicia y Fernando, se puso el ballet a disposición del pueblo para que el más humilde de los cubanos, el campesino, el obrero, el trabajador, los científicos, pudieran apreciar su complejidad y sintieran este arte tan maravilloso, que les da ilusiones, los transporta a nuevas imaginaciones y los ayuda a crecer en espíritu.

Yo soy fruto de la enseñanza artística en nuestro país, por tanto, me siento agradecida de haber tenido la oportunidad de realizar mis sueños como bailarina clásica. Sentir el orgullo cuando me encuentro en un escenario internacional, saber que represento a nuestra Escuela Cubana de Ballet, y haber recibido excelentes críticas de la prensa especializada, son la mayor motivación en mi carrera. Todo eso ha sido gracias a Fidel. Su legado lo constituye el desarrollo del arte y la cultura que, como él mismo manifestaba, es el escudo de la Revolución.

He tenido la emoción de tenerlo presente como espectador y haber recibido sus elogios. (Reflexión del 3 de marzo de 2008  sobre mi actuación en El lago de los cisnes).