Victor Goines: “Sé que voy a volver”

Como parte del Festival Internacional Jazz Plaza, el martes 16 de enero, el teatro del Museo Nacional de Bellas Artes fue escenario para un concierto que ni la lluvia ni el clima frío fueron capaces de detener. El grupo Janio Abreu y Aire de Concierto se presentó esta vez acompañado del prestigioso músico Victor Goines, quién luego de ese momento y tras unos minutos de descanso, se mostró de acuerdo a compartir sus experiencias en el país.

Aun cuando ha visitado Cuba en nueve ocasiones, aproximadamente, Goines expresó el placer que representa para él estar en la Isla y los motivos por los que se encuentra aquí. “En otras ocasiones, he tocado mi música acompañado de la Lincoln Center Big Band, pero otras veces he viajado junto a una organización que se llama Horns to Havana, que entre otras cosas trae saxofones para las escuelas de arte. Esta vez fui invitado por Janio Abreu”.

Se ha presentado tanto en el Teatro Mella como en el Teatro Nacional, pero esta fue la primera vez que el escenario de Bellas Artes sirvió de plataforma a través de la cual Goines compartió su música con el público habanero, además, es la primera ocasión en que participa en el Jazz Plaza, con lo que se mostró entusiasmado.

“El método de enseñanza cubano es muy efectivo porque muchos de los grandes músicos que he conocido en todo el mundo son de esta nación”. El hecho de que se involucre el jazz en la academia es algo que lo alegra porque según sus palabras “demuestra que se mantiene la idea de aprender y mejorar el sistema educativo todo lo que se necesita”, a lo que agregó con base en las visitas que realizó a la Amadeo Roldán y la Escuela Nacional de Arte: “Los profesores son muy dedicados y los administradores se preocupan porque esté todo funcionando en las escuelas”.

Durante el concierto, el público escuchó obras tanto de Aire de concierto como de Victor Goines, quien brindó parte de su repertorio para que la agrupación le realizara algunos cambios y luego tocar juntos el resultado. De esa iniciativa surgieron versiones de algunas de sus obras que realizaron una transición desde el jazz americano hasta el seis por ocho de los ritmos afrocubanos.
 

 Victor Goines. Foto: Internet
 

Al preguntarle su opinión sobre la fusión de géneros cubanos con el jazz contestó: “La fusión de géneros en la música es algo que ha sucedido por décadas, los músicos cubanos han vivido y trabajado en New York desde 1930 o 1940; Chico O´Farrill escribió música para Charlie Parker; Dizzy Gillespie tenía una orquesta, una big band, en la que había muchos cubanos. Los ritmos son todos como primos, el seis por ocho afrocubano es también del ritmo que se entiende en parte de la música de New Orleans, cuando hablamos de fusión es casi como referirse a dos primos que se empiezan a conocer, pero que ya tienen muchos puntos en común. En cuestión de marketing se hace parecer que son diferentes, pero son muy parecidos”.

Victor Goines, clarinetista y saxofonista que forma parte de la Lincoln Center Jazz Orchestra y del Septeto de Wynton Marsalis desde 1993, además de dirigir estudios de jazz en la Northwestern University en Evanston, Illinois, expresó estar impresionado por los jóvenes jazzistas cubanos, no solo por ser buenos músicos que son, sino también por la calidad humana, porque son muy respetuosos y profesionales y realmente demuestran gran amor por el jazz, según explicó.

Aconsejó que se debe mantener un intercambio con las personas de la comunidad del jazz internacional, para lograr mayor posicionamiento del que se hace en Cuba a nivel mundial. Agregó que Internet brinda muchas probabilidades de promoción, pero el intercambio personal es algo que no está implícito en lo digital.

Al finalizar la conversación sentenció: “Voy a estar de vuelta pronto. Cuba se parece mucho a New Orleans, se siente como mi hogar, he conocido a muchas personas buenas, que lo primero que hacen es invitarme a sus casas, eso me hace sentir como en la mía. Yo no espero volver, sé que voy a volver”.