Venezuela trajo 19 películas y una historia oculta

Un total de 19 filmes provenientes de la República Bolivariana de Venezuela, seis de las cuales forman parte de la selección oficial en concurso,  podrá disfrutar el público cinéfilo de la capital cubana durante la 39 edición del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, 2017 fueron confirmados en conferencia de prensa ofrecida en la sede de la embajada del hermano país suramericano.


Venezolanos de diferentes generaciones muestran su obra cinematográfica en La Habana.
Foto: Racso Morejón
 

En esta cita,  participaron directivos de la plataforma del cine venezolano como la distribuidora nacional Amazonia Films, el Centro Nacional Autónomo de Cinematografía (Cenac), la Fundación Villa del Cine, Fondo de Promoción Cinematográfico (Fonprocine) así como una parte de la delegación de cineastas invitada al festival dentro de los que se encontraban los directores José Antonio Varela, Ernesto Segovia, la destacadísima realizadora Lilian Blazer y el joven documentalista Isaías Pérez; quienes conversaron con la prensa nacional en la sede de la Embajada en La Habana, con la intención de presentar ante los medios de comunicación de la isla la selección de películas y documentales traídos al festival.

Para iniciar  este encuentro con la prensa fue proyectado del tráiler de la película Abril, la historia oculta, del director y co-guionista José Antonio Varela, filme que tuvo su estreno mundial en el cine la Rampa a las 8:00 p.m. del jueves 14 de diciembre.

En su exposición, Varela especificó que la película está basada en la investigación del periodista, investigador y actual ministro del Poder Popular para la Cultura, Ernesto Villegas, plasmada en el libro Abril golpe adentro, texto que relata  la conspiración militar durante el golpe de estado en Venezuela en el 2002 perpetrada contra el gobierno legítimo del líder de la Revolución Bolivariana, comandante Hugo Chávez Frías.

Según sus palabras, Abril “procura responder qué pasó con la conspiración militar durante los tres días del golpe militar,  días desordenados, complejos y de vivencias muy fuertes —precisó—,   desde una mirada que no es la que está del todo investigada, pero será la que queda para la historia, pero desde la participación en esa conspiración militar  y de los poderes mediáticos que estaban en ese momento a favor del  golpe anticonstitucional.

José Antonio Varela relató además que  “la película parte no solo del libro  sino de una minuciosa investigación sobre todo lo que estaba escrito y aquellos testimonios de todos los bandos y de lo que existe tanto en videos como en textos, tratando de organizar esa mirada histórica que propone la película”; calificó así mismo de “muy riguroso el trabajo realizado amparados en el deseo y la necesidad que uno siente de  dejar testimonio de lo que han sido esos años muy complejos y que habla de algo que estamos viviendo y por la necesidad de construir un país en paz, en democracia y civilizado ante algunos sectores que se empeñan en romper  ese pacto social y buscan atajos para imponerse por la fuerza de la violencia”

Destacó paralelo a esto que Abril “llama  a la atención sobre el hecho de que todos los venezolanos terminan siendo víctimas de estos desajustes sociales porque, concretó, “las víctimas de la violencia no tienen color político”.

Finalmente manifestó sentirse muy contento de estar en el festival de cine de La Habana, como una oportunidad para observar lo que se están haciendo en el continente el resto de los realizadores de la región.

Por su parte Blanca Rey presidenta de Amazonia Film resaltó que “además de Abril, es muy importante para Venezuela como país y como plataforma del cine y el audiovisual nacional, participar en este evento, es un orgullo —resaltó— poder compartir por primera vez con el público del Festival de Cine de la Habana ese conjunto de materiales fílmicos que viene fuera de competencia”.

Rey se refirió especialmente a La planta insolente,  film dirigido por Román Chalbaud y que cuenta con un guión escrito por Luis Brito García, una película que, según sus palabras, “narra las batallas libradas por Cipriano Castro, dirigente nacionalista que si bien no era revolucionario toma el poder en Venezuela en 1899, y se niega a ceder ante las presiones de caudillos regionales, banqueros, transnacionales y acreedores de la supuesta deuda externa de Venezuela,  enfrentando a potencias extranjeras como Inglaterra, Alemania, Italia y Estados Unidos en una situación de ataque a la soberanía nacional durante los primeras años del siglo XX.”

“Por todo ello —resaltó la directora de la Distribuidora Amazonia Films—, no es casual que un siglo después estemos en este festival compartiendo esta historias que son cíclicas, como Abril, El ágora violenta, Rostros del dolor, Chávez infinito, como un registro y una declaración de la voluntad histórica del pueblo y el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela de ser independiente.”