Tolosa y San Sebastián en España, capitales de los títeres en el mundo
Fotos: Cortesía del autor
 

Hace cuatro años andaba yo de visita por la ciudad de Chengdu, en China. Por segunda vez (la primera tuvo lugar en Japón, en 1988) se celebraba en un país asiático el congreso de la Unión Internacional de la Marioneta (Unima), la organización escénica no gubernamental más antigua del mundo, creada en Checoslovaquia, en 1929. Beneficiaria del estatuto consultivo de la UNESCO, reúne a personas del mundo entero por su contribución al desarrollo del arte de la marioneta, y por medio de esta sirve a los valores humanos, la paz y la comprensión mutua entre los pueblos, cualquiera que sea su raza, convicción política o religiosa. 


Cartel 22 Congreso Unima y Festival
 

Pasado el cuatrienio exigido por los estatutos de Unima, y después de eventos históricos como el de 1980 en Washington, Estados Unidos, o el de 2008 en Perth, Australia —los dos únicos junto a los asiáticos realizados fuera del continente europeo—, ya se desarrolla la edición 22 de esta reunión y fiesta. Un festival mundial de títeres iniciado el pasado 28 de mayo y hasta el 5 de junio de 2016, dará paso a las reuniones oficiales del cónclave que tienen lugar entre Tolosa y San Sebastián, en España, los días 30 y 31 de mayo, y 1ro., 2 y 3 de junio. Es este el primer congreso de titiriteros realizado en un país de habla hispana, solo antecedido por una experiencia similar, cuando en 2014, en Matanzas, Cuba, se celebró el Consejo Mundial de esta importante organización, a la par de nuestro XI Taller Internacional de Títeres (Titim).

A partir del año 2010 y después de casi más de un decenio de no integrar activamente Unima, Cuba reactivó su membresía. Desde entonces hemos mantenido una fuerte relación que se ha traducido en proyectos de trabajo conjunto con sus comisiones, visitas a nuestra Isla de personalidades internacionales del universo titeril, reuniones como la de la zona Norteamérica-Caribe en Matanzas, entre otras acciones que han reactivado nuestra pertenencia y ha posibilitado se declare a Carucha Camejo como miembro de honor de esta organización, donde se agrupan actualmente unos 92 países de los cinco continentes.

El dramaturgo, investigador y crítico teatral Norge Espinosa, vicepresidente y consejero internacional del Centro Cubano de la Unima, participa de estos días de festival y congreso, el cual ha preparado una programación intensa, cuyo preámbulo protagonizó el Simposio Internacional sobre “La Máquina Real y el Teatro de Repertorio en Europa y América”, los días 28 y 29 de mayo, en el hermoso Palacio de Miramar, en  Donostia- San Sebastián.

Artistas titiriteros de todo el mundo, armados de una pluralidad de técnicas y tendencias estéticas, se presentan en salas, teatros y espacios flexibles, dispuestos lo mismo en la titiritera ciudad de Tolosa, ubicada en el Valle del Oria, que en la bella urbe San Sebastián que mira al mar. Entre los grupos seleccionados para la sección infantil se halla el  prestigioso Marionetteatern de Suecia, con el espectáculo Los funámbulos,  cuarenta y cinco minutos de un montaje que la prensa ha calificado como “mágico y luminoso”, “bello y utópico”, sobre todo por la mezcla de danza y títeres. De Japón está Kakashiza con Animare, una propuesta de luces y sombras realizada solo con las manos. La Compañía ASSITEJ & Speelltheater, integrada por Holanda, Sudáfrica y el País Vasco, propuso Red Earth revisited, la cual utiliza texto, música, baile y marionetas para contar la historia del huérfano Nongqawuse y la gran matanza de ganado perpetrada en el pasado por los ingleses en un pueblo de Sudáfrica.

Entre otras compañías de la sección para niños, niñas y familiar, llegadas desde todos los confines, destacan las españolas La enana naranja y su ópera para niños El Gigante de Altzo, una obra coproducida por la Capital Europea de la Cultura San Sebastián 2016, el TOPIC de Tolosa y el Teatro Barakaldo.  Temas como la soledad, el respeto al diferente, el amor por la naturaleza, la inocencia y la bondad hacen de El gigante… un proyecto especial. La otra apuesta de España es la del colectivo andaluz El espejo negro, de Málaga, con la obra Oscar, el niño dormido, cuya temática es el estado de coma en la infancia, mezclada con la magia teatral y titiritera, proyecciones y música.

Eché de menos en un festival que potencia la presencia ibérica tanto en la sala como la calle, el trabajo de Teatro Etcétera, compañía fundamental en la península, Premio Nacional de las Artes Escénicas para la Infancia, quien estrenó recientemente con títeres y orquesta en vivo para público familiar, ese monumento de la música y la escena en España y el mundo que es El Retablo de Maese Pedro, de Manuel de Falla.


Marcelo La Fontana en Peregrinación Brasil
 

Los títeres para adultos se verán potenciados por la participación de Puppet’s Lab, de Bulgaria, con un montaje para actor-titiritero solista sobre el mito de Sísifo, el cual ha sido premiado en varios festivales. También podrá apreciarse a la compañía francesa La Licorne, con Spartacus, sobre el esclavo que condujo una revuelta sangrienta a la que se sumaron miles de esclavos en la búsqueda de su libertad. El continente americano, presente en menor medida en la abultada programación del congreso-festival, participa, junto a alguna otra representación de nuestra región, con la obra del brasileño Marcelo Lafontana y el espectáculo Peregrinação, sobre el texto del escritor Fernão Mendes Pinto. España también propone una interesante producción en esta sección, se trata de La historia de Alicia al otro lado del espejo, por la compañía Hand Made Theatre. El dossier de presentación advierte que es “un proyecto que mezcla diferentes técnicas plásticas (collage, maquetismo, teatro de papel, etc.), teatrales (actuación, marionetas, música en vivo, etc.) y audiovisuales (cromas, blending, cut out, cut up, etc.) para narrar y componer sobre el escenario desde una perspectiva teatral y a su vez audiovisual. Es cine de animación en vivo, pero también teatro, un híbrido creativo para asombrar con lo simple y lo complejo.”


La Licornia en Espartacus. Francia
 

La calle será asaltada por agrupaciones de Italia, Estados Unidos, Bélgica (El grupo Tol Theatre inauguró el festival con la obra Pedaleando hacia el cielo), Japón, Austria, Portugal y España, entre otros países y compañías, entre las que no podemos dejar de mencionar a Los Titiriteros de Binéfar con En boca del lobo, el catalán Jordi Bertrán con Circus, un homenaje a los 125 años del nacimiento de Charles Chaplin, y la serie de pequeños espectáculos de calle nacidos del Taller de Marionetas de Pepe Otal, de Barcelona.


Tol Theatre en Pedaleando hacia el cielo. Bélgica
 

El comité organizador ha declarado que su objetivo no ha sido programar un gran número de espectáculos, sino que los espectáculos programados tengan una gran calidad artística. Las exposiciones son el otro plato fuerte del evento, mediante la muestra Maestros del siglo XX, ubicada en la sala de exposiciones de la Casa de Cultura Okendo, de San Sebastián. La misma recoge un panorama del títere del siglo XX en España, referido a una selección de maestros (Miguel Prieto, Hermenegildo Lanz y Salvador Bartolozzi, entre otros) que han tenido una influencia evidente, en mayor o menor medida, en las sucesivas generaciones de marionetistas de la península. La otra exhibición, protagonizada por Joan Baixas bajo el título Pecios y vestigios de la expedición a la tierra de Narragonia, se puede apreciar en el Museo TOPIC de Tolosa y es una interesante instalación con libros, marionetas, objetos, fantoches, raíces, tierras y otros materiales.

Hay más, mucho más, un congreso y festival es siempre un convite poderoso y variopinto del mundo,  al que bien vale la pena conocer y vivir. Dentro de unos días conoceremos a los nuevos representantes internacionales de la Unima, salidos de las votaciones del plenario. El retablo internacional se impondrá nuevas miras, proyectos y objetivos en pro de la dignificación, desarrollo y promoción del arte titiritero. ¡Que así sea!