Silvio Sinfónico abrirá Cubadisco 2017

Las galas inaugurales de Cubadisco, a lo largo de sus 21 años, han sido casi siempre muy atractivas. Digo casi porque pudo suceder que en alguna edición no fuera del agrado de algunos, o nos pudiera haber resultado tediosa, lo cual es muy común en nuestra manera tan tropical y cubana de enfrentarnos al concepto de Gala Inaugural. Pero dejando de lado antiguas discrepancias o elucubraciones artísticas, la mayoría de estas Galas han sido, en mi opinión, muy válidas, y únicas.

Este año Cubadisco llega a su XXI edición, y ha sido dedicado a la Nueva Trova, razón por la cual un elevado cúmulo de conciertos se dedicará a aquellos que en 1972 fundaron una institución de vanguardia en el país, amén de sus orígenes y antecedentes sonoros en otros puntales como fueron Casa de las Américas y el ICAIC, específicamente este último con la sabia creación del Grupo de Experimentación Sonora, del cual brotaron casi todos los protagonistas inefables del MNT. A ellos, a su huella y permanencia en este archipiélago, estarán dirigidos estos días de música y discos.


Temas de Silvio Rodríguez, en formato sinfónico, serán interpretados este domingo como parte de Cubadisco. Foto: Internet


Tal vez uno de los mayores atractivos sea la Gala del día 14, la cual nos regalará una serie de canciones —no todas, por supuesto— de Silvio Rodríguez en formato sinfónico. Este concierto cuenta con muchas manos amigas, entre ellas, las del cantante y compositor Augusto Enríquez y las del Maestro Enrique Pérez Mesa, Director Titular de la Orquesta Sinfónica Nacional de Cuba (OSNC). Habría que buscar un punto de inflexión en la gira que emprendieron hace ya un tiempo Enríquez y la OSNC, para dar a conocer un fabuloso y colosal trabajo de canciones de Silvio en formato grande. A partir de ahí, tanto Augusto como Pérez Mesa han convocado en esta ocasión a diversos amigos y artistas cubanos, para conformar un elenco único donde converjan varias generaciones, pero teniendo muy centrada la idea del sinfonismo al estilo de Silvio, es decir, sin perder en ningún momento el equilibrio entre canción e invitado.

También es meritorio destacar el otro antecedente musical, discográfico;  me refiero a la producción por parte de la casa discográfica Colibrí del tríptico Te doy una canción, de Augusto Enríquez, donde este asumió la selección de 34 canciones de Silvio en formato sinfónico y otros ensembles, las cuales fueron orquestadas por el fallecido Pucho López, Alfred Thompson, Miguel Núñez, Jorgito Aragón y Demetrio Muñiz, y de cuyo embrión saldrán las canciones del venidero domingo.

Para esta gala están invitados Frank Fernández, Vicente Feliú, Luna Manzanares, Amaury Pérez Vidal, Polito Ibáñez, Issac Delgado, Augusto Blanca, Raúl Torres, Lázaro García y Yoruba Andabo. Se suman, además, a la OSNC los instrumentistas Oliver Valdés, Jorge Reyes, Jorgito Aragón, César López, Julito Padrón y el propio Augusto Enríquez, quienes, con sus diversos estilos y visiones, darán vida a temas como “Oh Melancolía”, “Te doy una canción”, “La Prisión”, “La gota de rocío”, “Mariposas”, “El necio” y otras más.

También se ha dispuesto que dicha gala se realice en la Sala Avellaneda, la de más aforo del capitalino Teatro Nacional de Cuba, en el mismo horario habitual de los conciertos de nuestra OSNC, es decir, a las 11:00 a.m., para preservar así la habitualidad de los conciertos dominicales de la misma.
Creo que pocas veces un trovador haya sido tan magistralmente llevado al universo sinfónico, discográficamente, y esta será, sin duda alguna, una —casi— única oportunidad de presenciar un hecho musical que seguro será brújula para muchos, o meca peregrina para otros.

Disfrutar del lirismo y la poética entre texto y música, con el respaldo orquestal sinfónico, será algo difícil de superar, y ¿por qué no? de olvidar.