Selección de poemas

PRELUDIO.

Aquí en la sombra, solo,

mi cuerpo está tranquilo

y se siente dueño.

Cesare Pavesse

 

Los espejos mutilan la imagen

un bautismo de rocío

la emprende con la noche

es soberbia    lava el día

(pasó callado)

marcando derroteros a vencer.

 

Las sombras emancipan la claridad

no hay libertad que no convoque a soñar

la sueño      la toco    la beso

a razón de instantes diminutos

tal como  lo hiciera

un hacedor de sentimientos.

 

 

SONATA.

 

 

Como las pasiones, me reduces a cenizas.

Alexander Blok.

 

 

No hay poema que quiera dejarte

la tierra mojada dislocada bajo mis pies

apartando los despojos del destino

donde no te buscaba y te encontraba

revolviendo los pedazos que nos componen

sin que te deje de maldecirte a gritos

aunque sólo me escuche yo y revientes

soledad.

 

 

POEMA DE INVIERNO

 

Apenas se ven aves viajando a abrigarse hacia otras estaciones

las vegetaciones toman otras tonalidades

sobre la mesa sin retocar aún su  pintura

enveneno con tinta  ideas que intento dejar sobre los papeles

se me antoja pensar que lo divino resultan admirarlo como lo supremo

y por ahí los siglos continúan pasando aceleradamente en este universo

                     la vergüenza sigue presentándose muda

se sigue tendiéndose trampas en  lechos e izándose sabanas blasfemadas

yo por acá no he decidido si ir a descolgar mí ya descolorido abrigo compañero   de   viejas campañas invernales

la calle a diario invita a abandonarla

la poesía por suerte me resulta consolante

el invierno vendrá más profundo   

¿qué puedo hacer para dejar entrar el sol?

para cuando me invites a -suicidarme sobre tu pecho-

 

 

ACERCA DE UNA MUJER FUGAZ.

 

 

Más luz mi salvación que tu esperanza.

Rafael María Mendive.

 

 

Tuve el graznido de su risa

sus pupilas abiertas

cual alas volando

a la cúspide de sus senos

intensamente oscuros como rosas.

 

Debí escurrirlos bien

los bebería como hago con la poesía

de golpe y pura

por lo tanto se ha colado en mi garganta

un trozo de sed amarga

 

 

TIENTOS.

 

Sobre una tribuna de meditaciones        consumido

me detengo ante un antiguo mural descubriéndome en él

para mi asombro entre gentes sin época

caminando a sus lados tejo puentes de proposiciones

coloco en balanza identificándome  con un sostén de inseguridades

manteniéndome  mirando al cielo incluyéndome bajo mi responsabilidad en un

            martirologio celestial.

 

Enviciado cada tarde con el informal té

me pregunto al día siguiente que camino seguir para intentar encontrar

          lo que no sé

 limitarme  a escapar de  hechos aparecidos  en la prensa

 salvado  de amores ultrajados

o seguir  sentado a la mesa con las manos sobre mí cabeza

sin definir lo que busco a 24 años de nacido

convertido en malo     o regular

en un escribano de sentimientos.

 

 

1986

 

 

POLVO EN EL VIENTO.

 

Amenaza con llover

alguno que otros focos centinelas quedan encendidos

acabo de dejar mi  aliento sobre su vientre   así me lo he creído

las horas han pasado despiadadamente

oscuras    miserables

mí pensamiento mutilado

existiendo así estoy

sabiendo que he pintado días bellamente blancos

y el polvo está en el viento    denso    implacable

ni la música alegre  me anima.

 

 

 

 

FICHA
 
Oscar Reinaldo Acosta García: Poeta, guionista y promotor cultural cubano. La  Habana, 1962. Técnico Medio en Termoenergetica. Guionista de Radio y Televisión.