Selección de poemas

III

…la penitencia de los penitentes
la decadencia de los decadentes
las aflicciones de los afligidos…

Joaquín Sabina


HUEVO DE ÁNGEL

Y el ángel me dijo: ¿por qué te asombras?
(Apocalipsis 17: 7)
Buen día para el lamento
este sábado 14
Olvidé la clave Morse
No habrá S.O.S.     Lo siento
El ángel del desaliento
dibuja círculos leves
Mis rezos serán muy breves
y mi autoestima muy poca
hasta que amarren la loca
desnuda de Nubia Estévez

Hoy quiero ser fariseo
Soy débil    No pude amar
Tampoco pude tensar
el viejo arco de Odiseo
Vuelve el ángel     Su aleteo
me abre grietas en la piel
Traigan el vino     un tonel
Quiero sentir un instante
la resaca enajenante
de Serrano y de Ronel

Cayó el ángel  Dejó dicho
que abdicará en su criatura
que hay un huevo     una postura
incubándose en el nicho
¿Eso soy?      ¿soy un capricho?
¿un simulacro del cielo?
Rompo el cascarón     Mi vuelo
se deshace en un catauro
junto al místico centauro
de Jesús David Curbelo


MIREN MIS CICATRICES

                               y culpen al venablo
Será este mes    -anuncian-    que el anticristo viene
Mi vieja nombradía me avala     Mi ADN
coincide en un por ciento fatal con el del diablo
¿Qué puede sucederme?      ¿quizás algún vocablo
delate mi prosodia     mi inútil polisemia?
Mi sangre está maldita    Tal vez la virusemia
escape por el géiser que tengo en el ombligo
Cuando este mes termine mi idioma de mendigo
se hará más pobre     pero renuncio a la blasfemia
 

Para Manuel Reytor.


RECUERDO VULGAR QUE GUARDO DEL MALECÓN DE LA HABANA UN DÍA GRIS

             Provinciana
lividez     -profundo dardo-
Alguien canta algo de Eduardo
Antonio     Hay un corazón
dibujado con creyón
(graffiti de la torpeza)
Una pareja se besa
antes del Armagedón
 
Alguien me vende unas gafas
que no compro     Otra pareja
me mira     Alguien me corteja
con una historia de estafas
Un viejo abacuá me está fas-
tidiando    Pero mi anuencia
tiene un regusto a insolencia
a burla seminarista
Los ojos de una turista
me arrojan su indiferencia
 
Sin póliza de seguro
otra pareja se embriaga
Una gaviota se caga
sobre la vejez del muro
(Aquí comprendo lo duro
de este recuerdo:       los ruidos
los días despavoridos
de enero y sus encerronas
y un cardumen de personas
con rostros tan desvalidos)
 
A Hubert, Eric, Lissette y Evangelina.
 
 
SINOPSIS DE LA NOCHE DEL 18 DE ENERO
 
Ya va a venir el día, ponte el alma
César Vallejo
 
Una joven me embadurna de lascivia    
Yo me postro seducido por su rostro de muchacha taciturna    
Una tristeza nocturna se le sale por la oreja    
A lo lejos una vieja sinfonía de Beethoven    
Luego le pago    
La joven llora   
se viste y se aleja
 
 
VÍA CRUCIS DEL MARINERO
 
El mar y el momento son
por ahora indescifrables.
 
Roque Dalton
 
El relente cae de bruces
en la cubierta del barco
La noche subasta el arco
del Sagitario     No hay luces
(eso no impide que cruces
a tientas por mi recuerdo)
Siempre fui un ex loco    un cuerdo
muy reciente     Un Almirante
descastado    En el levante
tradicionalmente pierdo
mi atávica orientación
Desnavego mis locuras
calafateando ranuras
en mi hendido corazón
Siempre la desilusión
recala aunque no la invoco
Hoy soy un ex cuerdo     un loco
definitivo    Un almado
que tira contra el sollado
sus argumentos    Convoco
el brillo de Aldebarán
(Desde el último diciembre
sopla un brisote unimembre
diabólico)     ¿Dónde están
esos faros que no me han
alumbrado el firmamento?
Descifro el mar y el momento
de esta noche 22
cuando un comando de Dios
me salve del hundimiento
 
A Yoel Izaguirre, poeta y marinero.
 
 
LAS ENDEBLES EXCUSAS DEL IRRESOLUTO
 
Escapar es fundar. Mas, ¿de qué escapo?
¿qué fundo con mi miedo sempiterno?
 
Jesús David Curbelo
 
Yo también quise escapar
ser el prófugo del ghetto
pero me detuvo el veto
diplomático del mar
¿Dónde esconderse?      ¿en qué bar
oír la misa del bouquet?
La vida es una vedette
calamitosa    un presagio
El exilio es sólo un plagio
vulgar de Nazim Hikmet
 
¿Cómo asaltar sin ser visto
el búnker de la tristeza?
Me pesa partir    Me pesa
partir hacia lo imprevisto
Otros irán    Yo desisto
Soy la obsecuencia estatuaria
Soy miembro de la sectaria
costumbre    -sangrante noria-
Mi vocación migratoria
se ha vuelto tan sedentaria
 
¿El introito trashumante
o el eslogan sibarita?
¿Ser un ser que regurgita
o un buen caballero andante?
La duda     El mar    Navegante
no hay camino    En el redrojo
de la uva hay un vino rojo
que adormecerá al vestiglo
Habrá que mirar al Siglo
de las Luces de reojo
 
Me pregunto    ¿el hedonismo
cobija a la demagogia?
¿alistarse en una Logia
francmasónica es lo mismo
que alistarse en el turismo?
¿será que alguien nos espera?
¿qué parece desde afuera
el laberinto?     ¿un osario?
¿nos alcanzará el salario
para las alas de cera?
 
Hoy me quitan la sutura
de la herida de mis sueños
Los cemíes caribeños
se aliaron a otra cultura
(esto es una conjetura
nada más)    Y mientras pasa
la tristeza     la amenaza
y el sermón      como otras veces
hoy volveré haciendo eses
desde el bar hasta mi casa
 
Para mi gran amigo Yurin Pol
con música de Varela
 
 
FOTOGRAFÍA DE GENERACIÓN
 
Eran otros años, nosotros demasiado
jóvenes para entender esa historia
de gente dispersa en el mundo.
 
Edel Morales
 
Nosotros
los de aquel año
(1970)
encontrábamos tan cruenta
nuestra edad
Nos hizo daño
tanta canción en el baño
tanto pantalón campana y tantos adioses
Diana    Manolo     Zulema     Juan…
Rostros borrosos que se han desvanecido
en La Habana
Nosotros
los sonrientes
los románticos confesos
sobrevivimos a besos lascivos
y adolescentes
Fuimos tan desobedientes     tan tontos
tan optimistas
que inventábamos conquistas
Arilis    Vivian     Idalma…
y amábamos con el alma las modelos
de revistas
nosotros
los colegiales promiscuos
y afrodisíacos
fuimos tan Beatlemaníacos     tan locos
y pasionales     fuimos tan ceremoniales
tan hijos de la poesía
que olvidamos que podría faltarnos uno
quizás     (la risa de Nicolás cayó al Danubio
en Hungría)
Fuimos siempre tan estultos    ingenuos
y soñadores
fuimos tan trasnochadores      tan malhablados
y cultos
que nos hicimos adultos sin querer
sin darnos cuenta
sólo nos queda una lenta memoria
y un llanto extraño
Nosotros     los de aquel año
(1970)
 
Para Osvaldo Corona
y Nicolás Mendoza,
entrañables.
 
 
DIATRIBA EXTENSA CONTRA LOS DEMONIOS
 
A Nelson Gudín
y Gabriel Guerra,
demonios buenos.
 
Pronto      Depongan el cetro
Regresen a su vivac
Soy un odre    Un mal cornac
que no hizo avanzar ni un metro
su hombradía    Vade retro
más allá de la frontera
Si debo morir    que muera
un miércoles de ceniza
después de una advenediza
decepción que me exonera
 
Detengan ese ruido estéreo
(También se mide en decibeles
la letanía de los fieles
y el raudo malestar venéreo
que atravesó mi espacio aéreo
sin antes disparar la salva)
Devuélvanse a su reino malva
-ese escondite desalmado-
Déjenme solo   Abandonado
como los muelles en el alba*
 
No salgan jamás de su espelunca
No rayen la Ceiba    el autobús
En el santo nombre de Jesús
yo los reprendo    Ojalá que nunca
resuciten otra vez la trunca
miseria risible de Charlot
ni la guerra bóer    ni el boicot
de las eficaces tablas ouijas
ni el dolo incestuoso de las hijas
del desconsolado y ebrio Lot
 
Acaben de hacer mutis    Los conmino
a terminar su progresión silábica
Dejen intactos mi tristeza atávica
mi mal humor perenne y endocrino
mi abulia    mi inalámbrico Destino
mi amor platónico por Mata Hari
y mi candidatura a rastafari
Recluté un bertsolari y un gurú
pero tuve asimismo un Déjà Vú
a pesar del gurú y del bertsolari
 
Que se acaben    Que se vuelvan invidentes
Que se consuman y vivan maldecidos
por Nuestra Señora de los Poseídos
Que aparezcan ángeles incandescentes
que ardan sus moradas y sus descendientes
y nos los truequen por cátaros correctos
Ya tendremos que admitir nuestros defectos
y algún jueves 26    sin entusiasmo
los haremos volver llenos de sarcasmo
sin deseos de guerrear y sin pretextos
 
* Pablo Neruda
 
ES HORA
 
                  del autoexamen
narcisista     involutivo
¿Cómo eludir el nocivo
y demiúrgico gravamen
del tiempo?     ¿hincharé el velamen
ineficaz de mi audacia?
Más audaz es la eficacia
del desdoro    más indócil
Hoy confieso ser el fósil
mutante de la desgracia
 
 
ORATORIA FATALISTA ANTES DEL BRINDIS
 
A Gustavo Ramírez,
quien también alzó su copa.
 
Ya hemos perdido los trenes
los delirios     los gladiolos…
Nos hemos quedado solos
(y lo peor     sin rehenes)
Sólo nos queda en las sienes
un latido irresoluto
o esperar que un dios enjuto
-de esos que aman al que diezma-
nos libre de la cuaresma
en el último minuto
 
Pero, ¿nos querrá librar
siendo prevaricadores
(y lo peor     predadores)
irredimibles?     ¿matar
o construir un hangar
para ángeles averiados?
Hemos sido traicionados
este día: 29
pero tú imítame y bebe
hoy por los desanimados
 
¿Cómo soporto el estrés
la tristeza hecha una fiera
y ese gemido a la vera
de mi discurso?     Después
de curarme de este mes
que dolió como un disparo
te invitaré a un vino caro
Ahora     lamentablemente
solo queda el remanente
del licor     y el desamparo.
 
 
Tomado del libro Bitácora de la tristeza. Premio Iberoamericano Cucalambé 2007.
Publicado por la Editorial Sanlope (Las Tunas, 2008)

 

FICHA

Alexander Besú Guevara. Poeta cubano. Nació en Niquero, Granma, 1970. Escritor y director de programas en la local emisora Radio Portada de la Libertad. Entre otros, ha publicado los decimarios Discurso en la ventana (Editora Abril, 1993) y Elogio del orador (Ediciones Bayamo, 1995), así como el poemario Vitrina (Ediciones Orto, 2012). Obtuvo en el 2007 el Premio Iberoamericano Cucalambé por su libro Bitácora de la tristeza.