Salvar la cultura es salvarnos efectivamente

La declaración de la independencia cultural de América Latina fue presentada por el intelectual cubano Roberto Fernández Retamar, presidente de Casa de las Américas; las argentinas Mónica Ruffino y Luisa Valenzuela, con la presencia además de Ismael González, de la Universidad Nacional de Tucumán.

“La declaración hace un llamado a no responder a las imposiciones de afuera. Nuestras armas no son las del dinero, sino las de la imaginación”, afirmó Valenzuela.

“Aunque nuestros países sean políticamente independientes, tenemos que salvar la cultura para salvarnos efectivamente como recordara Fidel (Castro); por eso esta declaración clama por garantizar la independencia cultural, como dice Luisa”, reafirmó Retamar.

“En tiempos en que la izquierda latinoamericana se ve amenazada por la derecha que está asumiendo el poder, vivimos momentos muy difíciles en naciones como Brasil, Venezuela, Argentina; con la amenaza de Donald Trump en la presidencia de EE.UU.”

El poeta y ensayista recordó cuando Valenzuela vino a La Habana en los duros años del Periodo Especial, y él le comentó que visitar Cuba en aquel momento era una locura. La escritora a su vez rememoró esa época, cuando Retamar dijo que si él hubiera sabido que el presupuesto de la Casa de las Américas servía para comprar la leche de los niños, hubiera cerrado esta institución, y Fidel contestó rotundamente que no. “El presupuesto de la leche para los niños llegará por otra vía, pero la cultura tiene que salvaguardarse”, concluyó Valenzuela citando al Comandante.

La declaración cuenta con la firma de relevantes personalidades de las ciencias sociales, la política y la cultura en el continente, tales como el propio Retamar, Atilio Borón, Elena Poniatowska, Frei Betto, Wilson Pico, Raúl Zaffaroni, Gustavo Pereira, el cubano Fernando Pérez, entre muchos otros.