Sala Estorino le abre las puertas al cine cubano

En una reciente nota de prensa publicada por el ICAIC, se anuncia la apertura de un espacio para socializar el cine cubano: la sala Abelardo Estorino, teatro que acoge en su sede el Ministerio de Cultura.

Si miramos el concepto de trabajo comunitario, visto desde la perspectiva de lo periférico, esta acertada idea desmonta toda la arquitectura teórica del término para articular con la praxis la política cultural de la nación, sin dudas, la más útil de todas las posibles.

Esta línea de programación artística que se suma a las ofertas de artes plásticas, teatro, música, y otras presentaciones especiales, redimensiona las funciones de una institución constituida para concebir y gestionar las políticas culturales de nuestra Isla. Un organismo administrativo que, desde la coherencia, responde a la idea de que cada espacio posible, es un espacio de cultura.

Esta pequeña sala equipada con los mínimos que exigen las tecnologías del proscenio y lo digital, es tambiénun centro geográfico del arte y la cultura de la nación, necesaria para construir el gusto, cultivar el talento, socializar la lectura, entendida esta última más allá del libro. A fin de cuentas, cuando dialogamos con una propuesta artística o cultural, hacemos eso, leer. La invitación para el cine cubano, será el tercer viernes de cada mes, a las 6:00 p.m. Las puertas del Abelardo Estorino están abiertas.