Rufus Wainwright: una tarde en La Habana

El músico vivo más vanguardista del mundo —así se autodefinió en una entrevista—, actuará para el público habanero en la sala García Lorca del Gran Teatro Alicia Alonso a las cinco de la tarde —hora lorquiana— del próximo domingo 24 de septiembre. Para su debut cubano este “inclasificable”, —según The New York Times— cantante (crooner que posee voz de tenor), instrumentista y compositor, ha invitado a Carlos Varela y estará respaldado por la orquesta sinfónica del Gran Teatro, dirigida por el maestro Giovanni Duarte.

foto del musico Rufus Wainwright
Rufus Wainwright, el músico vivo más vanguardista del mundo. Foto: Cortesía de la autora

 

Retoño de dos intérpretes de folk —Loudon Wainwright III y Kate McGarrigle, quienes a su vez provenían de parentelas vinculadas de alguna forma con la música—, nació en 1973 en Rhinebeck, Nueva York, aunque fue en Montreal, Canadá, donde Rufus se crió, comenzó a cantar y a componer. A los 14 años escribió la música, cantó y actuó en la película Tommy Tricker. Publicó su primer disco en 1998, que como suele ser costumbre en los primeros álbumes, lleva su nombre como título. Por esos días la revista Rolling Stone lo proclamó artista del año.

En la banda sonora de Shrek canta “Hallelujah” de Leonard Cohen; en la de I am Sam, “Across the Universe”, de Lennon-MacCartney. En una secuencia de Brokeback Mountain se escucha en su voz una emocionante “The Maker Makes”. Desde Heights (2004) ha aparecido en varios filmes, como I’m your man y L’Âge des ténèbres. Su amigo Martin Scorsese le dio un pequeño papel en El aviador.

Entre sus valentías artísticas —y que son, por cierto, numerosas y frecuentes—, está la haber reproducido en vivo, canción por canción, el célebre concierto de 1961 de Judy Garland en el Carnegie Hall, singular tributo a la intérprete de “Over The Rainbow”, recogido en su disco Rufus Does Judy at Carnegie Hall.

Aceptó el casi inconcebible reto en nuestros días de componer una ópera. Entonces escribió partitura y libro de Prima Donna, estrenada en 2009, con una trama inspirada en la vida de María Callas, que también alcanza la trayectoria vital de otras artistas, y de algún modo, entre líneas, roza su vida personal. “El mundo de la ópera es más fanático; o te adoran o te odian, no hay término medio. Y tiene sentido, porque es un arte muy intenso”, dijo a un periodista al referirse a algunos reproches que obtuvo de la crítica conservadora. En materia operática se ha confesado “verdiano”. De niño, jugaba con su hermana a representar Tosca. A Martha Wainright, quien a menudo toma parte de sus espectáculos, dedicó la canción “Little Sister”.

Puso en música un grupo de sonetos de Shakespeare para la Berliner Ensemble Orchestra, que conocieron una puesta en escena extraordinaria a cargo del escenógrafo Bob Wilson, con luminarias de la música sinfónica y actores y actrices de renombre. El periódico berlinés Die Tageszeitung lo interpretó como la “representación del lado queer de Shakespeare”; entre otras razones, porque la puesta destacó las famosas, presuntas alusiones homoeróticas contenidas en los sonetos del autor de Macbeth. Su último álbum publicado es, hasta donde sabemos, Take All My Loves: 9 Shakespeare Sonnets (2016).

En sus ya largos años en los escenarios ha cantado con leyendas: Lou Reed, Sting, Paul Simon, Emmylou Harris, Robbie Williams, entre muchos. Hace poco anunció que lo ocupaba una nueva ópera, esta vez inspirada en la novela de Marguerite Yourcenar Memorias de Adriano, la cual “Tendrá todos los elementos de una gran ópera tradicional: un coro enorme, muchos personajes, el Nilo, amoríos y política…”. El estreno será en Toronto, dijo, en 2018.

Tuvo hace seis años una hija con Lorca Cohen, amiga suya desde la infancia, hija del gran músico y poeta canadiense Leonard Cohen. Está casado con el productor teatral Jörn Wiesbrodt desde 2012, Rufus es un activo defensor de los derechos de las comunidades homosexuales y a menudo ha expresado, tanto a la prensa como en los escenarios, su profunda preocupación por la suerte del planeta. Ante la posibilidad de la elección de Donald Trump a quien calificó como “el hombre más peligroso sobre la Tierra” declaró: “Si sale elegido será el fin del mundo, oficialmente. Convertirá el planeta en un campo de golf antes de apretar el botón rojo. Lo pienso constantemente: ¿es ese el futuro que le espera a mi hija?”

Los habaneros tendrán (por ahora) una única tarde para disfrutar de este artista que ha trazado su camino entre el pop y la ópera, con las estaciones graduales que supone esa ruta, que no es breve. Las entradas al concierto del 24 de septiembre se comenzarán a vender a partir del martes 19. Creo que hay suficientes razones para apresurarse y conseguirlas ese mismo día. Elton John dijo, en 2004, que no conocía en el Universo cantautor más grande que Rufus Wainright.