Roberto Smith, presidente del Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematogr√°ficos:

No se puede hablar de cine cubano sin hablar de Fidel, que era un cinéfilo profundamente culto, que buscaba las películas, las solicitaba, conocía la obra de los principales cineastas. Contaba Alfredo Guevara que en los primeros días de la Revolución se reencuentra con Fidel y le propone la idea de crear un instituto de cine, y Fidel le dice que no es el momento, que hay que esperar, porque hay cosas más urgentes; sin embargo, unos días después, llama a Alfredo y le pide que presente la idea.De esa manera, en el tercer mes de la Revolución,se crea el Icaic. La Escuela Internacional de Cine y Televisión es también una obra, una idea, una propuesta de Fidel, nacida en la Fundación de Nuevo Cine Latinoamericano, organización que tenía también su apoyo. Recordemos su aliento al cine de izquierda, al Comité de Cineastas de América Latina. Fidel, además, es tanto…