Ramiro Guerra

Como todos los cubanos, me siento muy afectado. Se nos fue el más grande estadista y el mayor propulsor de las artes en Cuba. Un político que renovó todas las cosas en la Isla y también en América Latina. Hasta los americanos han tenido que reconocerlo.