Quince razones para seguir siguiendo

El espacio A guitarra limpia, creado para la canción de autor, para la guitarra sin envejecer, ha teñido de poesía, de acordes siempre renovados, siempre por descubrir, el patio de las yagrumas del Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau: de Teresita Fernández a Silvio Rodríguez; desde aquella tarde de 1998 en que Santiago Feliú afinara guitarra y canción, una y otra vez, toman la escena trovadores, cantautores, músicos, poetas, pintores, amigos… no se descansa, porque no descansan la belleza y el milagro, porque no descansa quien se desvela por aprehenderlos.