Quince películas inmensas en las Muestras Internacionales

Diagnóstico sobre el pulso y la presión arterial del mundo cinematográfico más allá de América Latina, resumen de lo más avanzado y aplaudido a lo largo del año corriente, las Muestras por países, las Galas, y el Panorama Contemporáneo Internacional, han constituido el complemento idóneo de la competencia para cinéfilos exigentes y espectadores inconformes.

He aquí un grupo de quince títulos seleccionados, especialmente recomendados, para satisfacer las crecientes ansias de buen cine; un panorama signado por la diversidad de estilos, improntas estéticas y conceptos. Estas veinte producciones fueron anunciadas en el catálogo y otros medios promocionales del Festival. Debemos aclarar que a última hora puede que alguno de estos títulos no llegue a tiempo, o se imposibilite su exhibición.
 


Fotos: Internet
 
  1. En un año cuando abundan las biografías fílmicas trascendentales, el británico Terence Davies representa, en A Quiet Passion, el mundo íntimo de la simpar poetisa norteamericana Emily Dickinson. Aunque vivió mayormente recluida en su habitación, la escritora entregó a la posteridad algunas de las más líricas evocaciones sobre la intimidad femenina. El filme replica su espíritu poético.
  2. Entre las realizaciones recientes de cineastas veteranos, dignos de los más altos merecimientos, se encuentra I, Daniel Blake, una historia concebida por el varias veces consagrado Ken Loach. Un carpintero de mediana edad que necesita asistencia social deviene razonada protesta contra la injusticia, en conexión con las mejores tradiciones del cine social británico. La serena exposición de la anécdota le valió la Palma de Oro en el Festival de Cannes.
  3. Dos documentales musicales británicos, The Rolling Stones-Havana Moon y The Rolling Stones Olé Olé Olé: A trip across Latin América, registran el histórico concierto en la Ciudad Deportiva de la mitológica banda, el 25 de marzo, y el repaso de piezas antológicas como Jumpin’ Jack Flash, Gimme Shelter y Brown Sugar. El carácter excepcional de ambos documentales tiene que ver con la singularidad del auditorio cubano.
  4. Catalogada como una de las mejores películas europeas del año, la alemana Toni Erdmannse concentra en un personaje imaginario visitante de una ejecutiva que trabaja en Rumania. La vida de esta mujer se ve alterada profundamente por la llegada del padre y los profundos cuestionamientos de este a su modo de vivir y pensar.
  5. Julieta se titula el nuevo filme de Pedro Almodóvar, ha sido catalogado por una parte de la crítica como “magnífico” y “emocionante”, capaz de recrear la más pura tristeza, en una cuerda melodramática similar a sus ya clásicas Hable con ella, Volver o Todo sobre mi madre. En este caso, el patetismo del amor imposible se sustituye por el martirologio materno.
  6. Y la figura materna es también el eje temático del más reciente filme firmado por el italiano Nanni Moretti, Mi madre, colmado de autorreferencialidad a partir del protagonismo de una directora que está rodando una película protagonizada por un famoso actor norteamericano, y su madre se enferma súbita y mortalmente.
  7. Realizada en blanco y negro, en francés y alemán, por uno de los mayores formalistas del cine galo, Frantz, de François Ozon, rinde homenaje a una generación jóvenes sacrificados durante la Primera Guerra Mundial, especialmente en la carnicería que significó la batalla de Verdún. Distante del cine bélico, Ozon nos trae la elegante remembranza de una historia de amor compleja y triangular.
  8. El francés André Techiné ha construido una filmografía excepcional relacionada con el sentimiento de nostalgia por el pasado, las familias disfuncionales y la inocencia juvenil definitivamente desaparecida. Cuando tienes 17 años se monta en una cuerda temática y estética muy similar a ilustres predecesoras como Juncos salvajes o Los testigos.
  9. Filme postrero del célebre director polaco Andrzej Wajda, cuya carrera cubrió más de sesenta años en la historia y la actualidad de sus compatriotas, After image es biografía fílmica del artista visual de vanguardia Władysław Strzemiński y su contienda con el conservadurismo estalinista, el positivismo superficial, y el realismo socialista mal entendido, que predominaban en la Polonia de los años cincuenta.
     


 

  1. Después de Whiplash, todos quedamos a la espera de la nueva película del novel Damien Chazelle, y ha llegado en la forma de un musical romántico, La La Land, con Ryan Gosling y Emma Stone, cantando y bailando mientras se enamoran a la manera de Ginger y Fred.  Hubo ovaciones de pie en casi todos los Festivales donde se ha presentado. Sus aficionados aguardan por las casi seguras nominaciones al Oscar.
  2. La norteamericana Snowden, de Oliver Stone (Pelotón, JFK) cuenta la historia real del profesional de la informática que filtró información clasificada de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) y reveló los programas de vigilancia masiva implementados por esta institución. El cine biográfico se encuentra con el thriller de suspense, y Stone reitera cuestionamientos medulares a la mitología política norteamericana.
  3. Hollywood acaba de abrirle las puertas al chileno Pablo Larraín (No, El club) con la realización de Jackie, seguramente nominada al Oscar, por lo menos en el apartado de mejor actriz (Natalie Portman), y que fue aplaudida en los festivales de Toronto, Venecia y Nueva York. La biografía de Jacqueline Kennedy se concentra en algunos momentos posteriores al magnicidio de Dallas, en 1963.
  4. Además de Snowden y Jackie, también capitula con los dictados del biopic la coproducción norteamericano-panameña Manos de piedra, dirigida por Jonathan Jakubowicz y protagonizada por el ascendente Edgar Ramírez, Robert de Niro, Ana de Armas y Rubén Blades. La historia del célebre Roberto Durán, devenido mito nacionalista panameño y uno de los más célebres púgiles en la llamada edad de oro del boxeo.
  5. El egipcio Tamer El Said se apropia de técnicas del documental en el filme de ficción En los últimos días de la ciudad, que evoca adioses y despedidas en El Cairo, en los días previos al estallido de la llamada “primavera árabe”.  Cine dentro del cine, documental político, lirismo intimista y, además, collage melancólico y pesimista, son motivos dominantes de este filme sutil, que ha seducido a espectadores de todo el mundo desde su estreno en la Berlinale.
  6. Al igual que en La separación, o El pasado, la nueva película del iraní Asghar Farhadi, titulada The Salesman, habla sobre relaciones que se desmoronan y súbitos estallidos de rencor o violencia. Maestro a la hora de mostrar, con alto grado de suspense, las tensiones domésticas y cotidianas, Farhadi entrega otra película magistral sobre vidas fragmentadas y personas al borde del abismo.