Premios Colaterales reconocen filmografía de América Latina

Los Premios Colaterales del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano fueron entregados este mediodía en la Sala Taganana del Hotel Nacional de Cuba.

El filme Últimos días en La Habana, de Fernando Pérez, se alzó con el reconocimiento otorgado por la Federación de Cineclubes de Cuba, que le entregó el premio El Mégano; la Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano le otorgó el Cibervoto en la categoría de largometraje de ficción, donde obtuvo el 50% de los votos; y la Federación Internacional de Cineclubes le concedió mención.

El Techo, ópera prima de la guionista y profesora Patricia Ramos, fue distinguido con el premio Sara Gómez, de la Red de Mujeres Realizadoras, y también por el Círculo de Cultura de la Unión de Periodistas de Cuba.

Su compatriota Jonal Cosculluela fue galardonado por Esteban. La subsede del Festival en Matanzas le concedió el Premio Vigía, y fue distinguido, de igual modo, por el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF). Ambos lauros reconocieron los valores artísticos y humanos de la obra que pone de manifiesto el talento de un niño, tanto como su voluntad para reponerse a las adversidades y luchar por sus sueños.

Otro filme que obtuvo dos reconocimientos fue Aquarius (Brasil), de Kleber Mendonça. La emisora Radio Habana Cuba la hizo merecedora del Premio Roque Dalton; mientras la Federación Internacional de Cineclubes, tras 25 años ausente de Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, también la reconoció con el premio Don Quijote.

Los Nadie, del colombiano Juan Sebastián Mesa, fue el seleccionado por la Casa de las Américas, en virtud del modo en que proyecta los imaginarios del continente, por mostrar un viaje de crecimiento y profundización hacia el sur, e indagar en un continente en transformación que ansía conquistar la paz.

El ciudadano ilustre (Argentina), de Gastón Duprat y Mariano Cohn, resultó ganador, por mayoría de votos, para el premio de la Asociación Cubana de la Prensa Cinematográfica.

La Red de Mujeres Realizadoras, que otorga un premio a una mujer y un hombre realizador, concedió su otro lauro a La mujer del animal, largometraje del colombiano Víctor Gaviria.

Dado su excelente tratamiento narrativo a una parte de la vida de Pablo Neruda, y las actuaciones que propician un acercamiento del Nobel de literatura al público, la asociación de Cine, Radio y Televisión de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba premió a Neruda, del chileno Pablo Larraín.

En tanto, la Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano destacó con el premio Cibervoto a las obras más votadas mediante el sitio web del portal de Cine Latinoamericano y Caribeño. Los títulos que mayor cantidad de votos recibieron fueron: Chatarra (Uruguay), de Walter Tornier, en Animación (66%); Cinemanovo (Brasil), de Eryk Rocha, en Documental (40%); Caparazón (Cuba), de Joanna Pérez, en Cortometraje de ficción (40%), y Oscuro Animal (Colombia), de Felipe Guerrero, Ópera prima (47%).

Rara, de la realizadora chilena Pepa San Martín, obtuvo el lauro de la campaña Únete, de las Naciones Unidas, para poner fin a la violencia contra las mujeres y las niñas.

El largometraje venezolano El Amparo, de Robert Calzadilla, recibió el premio de la Editorial Caminos, perteneciente al Centro Memorial Martin Luther King. El mismo aborda con profundidad un tema complejo, donde la comunidad tiene un papel activo y decisivo, además de contar con una narrativa y dramaturgia de excelencia en función del tema.

Sharing Stella, de Kiki Álvarez, recibió mención de la Federación de Cineclubes de Cuba.