Por un siglo más justo, pacífico y equitativo

La directora general de la Unesco, Irina Bokova, dijo el pasado 12 de octubre que la decisión de Estados Unidos de retirarse de la organización, después de haber suspendido, en 2011, el pago de sus contribuciones, es una "pérdida para el multilateralismo y para la familia de Naciones Unidas".


Irina Bokova: “nunca la Unesco había sido tan importante para Estados Unidos ni Estados Unidos para la Unesco”.
Foto: elcomercio.com
 

La responsable de la organización de la ONU para la Educación, la Cultura y la Ciencia confirmó en un comunicado que el secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, le ha notificado oficialmente esa decisión, que ella "lamenta profundamente". "En el momento en que la lucha contra el extremismo violento pide una inversión renovada en educación y en diálogo intercultural para prevenir el odio, es profundamente  lamentable que EE.UU. se retire de la agencia de Naciones Unidas que se ocupa de estos asuntos", consideró la directora.

En Washington, el Departamento de Estado anunció oficialmente su decisión de retirarse de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) y su deseo de establecer una misión permanente como país "observador" ante ese organismo. Bokova, que dejará el cargo en noviembre, se mostró apesadumbrada por la retirada estadounidense. Pese a todo, opinó que la misión del organismo que ha encabezado ocho años "no ha terminado" y que continuará con su trabajo "para construir un siglo XXI más justo, pacífico y equitativo", para lo que se necesita "el liderazgo de todos los Estados".

La búlgara recordó que en 2011, cuando EE.UU. anunció la suspensión de su contribución económica tras aceptarse la entrada de Palestina en la organización, ya expresó su convicción de que "nunca la Unesco había sido tan importante para Estados Unidos ni Estados Unidos para la Unesco". Aseguró que durante los ocho años de su mandato, pese a la congelación de los fondos, "profundizamos la asociación entre Estados Unidos y la Unesco, que nunca había sido tan fuerte".

Con información tomada de www.elcomercio.com