Por primera vez en Minnesota teatro de títeres cubano

Una pícara muñeca, vestida al estilo de Punch, el héroe tradicional popular de origen anglosajón, con cachiporra al hombro y mirada desafiante, conformó el cartel anunciador de la edición del Puppeteers of America National Festival 2017, o lo que es lo mismo, el Festival Nacional de Titiriteros de los Estados Unidos, una organización cultural que celebró con esta cita —del 17 al 23 de julio— sus 80 años de fundada.

Para los cubanos fue una ocasión especial. Por primera vez, compañías de teatro de títeres y para niños de la Isla se sumaron a los festejos, que incluyeron —además— representaciones de Canadá, Noruega, Francia e Israel. 


 

Mediante una invitación del Comité Organizador del Festival y de otras instituciones patrocinadoras, el artista cienfueguero Christian Medina —de Teatro de Títeres El Arca, en La Habana— estuvo con el unipersonal El ruiseñor, ganador de varios premios y programado anteriormente en otros eventos internacionales. Mientras, Teatro de Las Estaciones se presentó con El patico feo, versión poética de Norge Espinosa sobre la famosa historia de Hans Christian Andersen, estrenada en 2006, y llevada a escena en Francia y los Estados Unidos durante 2006-2008 y 2015.

Con sede en Minneapolis y Saint Paul, la capital del estado de Minnesota, el Puppeteers of America National Festival acogió múltiples eventos de carácter teórico, pedagógico, científico, social, cultural y político.

En sus sesiones se pudo ofrecer el mayor panorama titiritero de los profesionales del retablo en ese país, con exponentes como Torry Bend y su montaje If My Feet Have Lost the Ground; el clásico texto de Jarry, Ubú Rey, por Rough House; Zen Shorts, por el Rogue Artists Ensemble, y la joven artista Shoshana Bass, del Sandglass Theater de Vermont —conocido en Cuba—, con When I Put on Your Glove.

También participaron The Gottabees, con Lollipops for Breakfast, entre otras agrupaciones, más los títeres tradicionales Punch y Judy, mediante los grupos Mousetrap Puppets y Parasol Puppets. Del estado anfitrión estuvieron presentes The Story of Crowboy, por el In the Heart of the Beast Theatre, y Molly and the Magic Boot, del Open Eye Figure Theatre.