Por primera vez en Cuba cine de Singapur

Cuatro filmes de reconocidos directores, y con temáticas que tocan de cerca la vida, tradiciones e historia del país asiático conforman la selección de la primera Semana de Cine de Singapur que se celebra en América Latina y que tendrá como sede La Habana.

Del 30 de marzo al 3 de abril, el Multicine Infanta de la capital cubana, acogerá la exhibición de estas cintas que mediante la comedia, el drama y el documental hacen un recorrido por la mejor cinematografía de esa nación en los últimos años, con el aval de los principales festivales internacionales del mundo dedicados al séptimo arte como Cannes, Rotterdam o los Oscar.

En conferencia de prensa en el centro Cultural Cinematográfico Fresa y Chocolate se conoció que la Semana también rinde homenaje al 50 Aniversario de la independencia de Singapur. Mary Seet-Cheng, embajadora de esa nación en Cuba, explicó que el hecho de que La Habana sea la sede de la muestra se debe a que conoce la amplia trayectoria del cine cubano y de la preferencia que existe en el pueblo por esa manifestación artística.

Resaltó las convergencias entre la cinematografía cubana y singapurense, las cuales, afirmó, distan de los cánones hollywoodenses al hablar de personajes con una vida normal, que lidian con asuntos como el amor, la pertenencia, o los acelerados cambios económicos y sociales.

“Considero que es a través de la verdadera cinematografía que se puede conocer a las personas de un país, a través de las historias de estas personas comunes, y espero que con esta exhibición el público cubano pueda entender mejor al de Singapur”.

La diplomática comentó acerca de la variedad de temáticas que abarca la selección de la muestra que abrirá con la cinta Siete historias, una antología de historias realizadas por varios directores de máximo nivel, quienes mostraron su amor por Singapur y “la nostalgia que estos directores sienten por su país, algunos de ellos muestran el pasado, de dónde venimos.” De ahí que el filme trate historias que van desde el amor perdido, la identidad, los lazos y tensiones intergeneracionales de la familia, o el rápido desarrollo del país después de su independencia.

Doce historias, del realizador Erick Khoo, es un retrato realista de la alienación urbana de la Singapur moderna, que se centra en la vida difícil de varias personas que viven en un mismo edificio.

Se destaca, además, IloIlo, que narra la historia de una filipina que trabaja como doméstica para una familia singapurense de clase media, enfocada en la relación entre el niño de ese hogar y esa señora que lo cuida, y los conflictos de ese núcleo familiar durante el declive económico de finales de los años 90. La cinta obtuvo el premio Cámara de oro a la Mejor Ópera Prima en el festival de Cannes 2013, por lo que se ha convertido, aseguró Mary Seet-Cheng, en la película más exitosa de Singapur.

Por otra parte, precisó la representante diplomática que el documental Singapur gaga (alocado) representa varios personajes singulares de la vida de esa ciudad-estado como un malabarista, músico callejeros o vendedores ambulantes a fin de dar una idea de que el pueblo singapurense también puede ser divertido.