Fidel: Tu sangre numerosa

La muerte es un acto físico. La memoria puede honrar en la ausencia. El acto de retención de los seres queridos permanece por mucho tiempo, como una huella indeleble, cuya remembranza se vuelve tangible, palpable, visible.