Pintas con la voz

Son muchos los compañeros que seguramente pueden relatar contactos con Fidel muy trascendentales, conmovedores, apasionantes, emotivos; en fin, yo me considero tocada por la divina “Diosa Fortuna” ya que en más de una, dos y otras ocasiones he estado junto a Fidel, y por ello tantas anécdotas pudiera recordar..., pero esta te la cuento por sencilla, curiosa y traviesa.

En el 2002, durante el acto de recordación y condena al bárbaro atentado contra el avión de Cubana en Barbados, muchos fueron los artistas que se hicieron presentes en la base del Monumento a Martí, entre ellos, pintores que comprometieron su arte desde varios días antes en la confección de un mural y permíteme relacionarlos: Alicia Leal, Flora Fong, Diana Balboa, E. García Peña, Juan Moreira, Evert Fonseca, Roberto Fabelo, Nelson Domínguez, Pedro Pablo Oliva, José O. Torres, Frémez, López Oliva. Fidel quiso fotografiarse con ellos y algunos otros que también aportaron su esfuerzo. Cuando se organizó el grupo para la foto, yo, desde luego, me aparté, y no tengo que explicar las razones. Entonces, Fidel interrumpió el momento y me buscó con su mirada como preguntando: ¿y Sara? Al verme me pidió que me acercara y le expliqué:

—Comandante, es que yo no soy pintora—, a lo que él me replicó con pícara expresión:

—Sara... Ven, ¡que tú pintas con la voz!

Esa galantería la llevo como uno de los más grandes elogios a mi obra.

 

Nota: Texto publicado en el libro Así es Fidel, de Luis Báez.