Pequeñas alegrías

Mientras el mundo se cae a pedazos, la compañía japonesa B&H Lifes lleva años ofertando a sus clientes una solución. Alegando que recibió muchos pedidos, lanzó al mercado un vino tinto al que sin pudor llamó Nyan Nyan Nouveau, lo que podría traducirse como Miau Nouveau.

Se trata, ni más ni menos, de un vino de uvas para gatos. Ahora los pequeños felinos festejan sus alegrías junto a sus dueños. Y si el mundo sigue como va, al menos tendrán con qué celebrar cuando ya no haya humanos.