Patria Grande, mucho más que música

Para muchos cubanos, Anita Tijoux fue un personaje desconocido hasta fines del 2016. El encuentro se lo debieron al Festival de Músicas Latinoamericanas y Caribeñas Patria Grande, que en su tercera cita no solo decidió ampliar su diapasón y extenderlo a otros ritmos más allá del rock de sus primeras ediciones; sino que trajo a cuatro provincias de la Isla a algunos de los intérpretes y agrupaciones más reconocidas del continente, como la mencionada rapera chilena, el dúo colombiano Aterciopelados, y las bandas argentinas Todos Tus Muertos y Carajo.

cartel del festival patria grande

 

Aunque aún en ciernes, a Patria Grande se le debe haber concretado la intención de traer al público cubano (en vivo) parte de la llamada música urbana hecha fuera de las fronteras de la Isla; corrientes que, si bien podrían estar permeadas por la comercialización, muestran una profunda sensibilidad social que parte de temas comunes a uno y otro territorio de América Latina.

En vísperas de una cuarta edición que comenzará este viernes 22 de septiembre, el promotor argentino Sebastián Heredia —uno de sus fundadores— comentó que existe en Cuba un número importante de personas susceptibles de disfrutar las propuestas de Patria Grande: “Desde el inicio vimos un público potencial para las corrientes musicales abarcadas por la palabra rock en América Latina, que incluye el heavy metal, el rock como música afroantillana o andina, y lo relacionado con la cultura urbana, el rap y el hip hop. Eso, y la ausencia de grandes concentraciones juveniles alrededor de tales ritmos, nos llevó a imaginar este evento en Cuba que, creemos, ha ‘prendido’ y se ha mantenido con un público estable”.

Dedicado al 50 aniversario de la muerte de Ernesto “Che” Guevara y al décimo de fundada la Agencia Cubana de Rock, Patria Grande se extenderá hasta el 5 de octubre en las provincias de Pinar del Río, La Habana, Villa Clara y Sancti Spíritus y, al igual que el año pasado, sus presentaciones se realizarán solo los fines de semana.

Figuran entre sus invitados las bandas mexicanas Salón Victoria (ska y cumbia); la colombiana Nepentes (hip-hop y metal); Pashpak, de El Salvador (new metal) y Los Revueltas (fusión latina). A ellos se unen artistas del patio como el rapero Athanai, las bandas de rock Zeus y Stoner, Jorgito Kamankola, y las agrupaciones Toques del Río, Miel con limón y Sweet Lizzy Project.

Según Heredia, se espera además la visita de Fidel Nadal, cantante de Todos Tus Muertos —en su formato solista “reggae soundsystem”—; y se aguarda la confirmación de la banda que, recordemos, quedó pendiente el año pasado cuando se cancelaron los últimos días del festival en señal de respeto hacia la muerte de Fidel, el 25 de noviembre.

De acuerdo con lo previsto, el programa abrirá en la capital con un concierto de Sweet Lizzy Project en el Pabellón Cuba, el 22 de septiembre a las seis de la tarde, y tendrá entre sus escenarios principales a los centros nocturnos La Madriguera, El Sauce y el Salón Rosado de La Tropical.

Sobre el acercamiento de la audiencia cubana a la música que presenta el festival, Heredia explicó que, a pesar de traer corrientes conocidas, no existen núcleos masivos alrededor de ellas. “Muchas personas no las han escuchado porque no se pasan comúnmente por la radio o la televisión —dijo—, a lo que se suma que tienen una presencia muy fuerte de la música tradicional en el mercado interno cultural, lo cual puede demorar que entren otras corrientes latinas. Y en el caso del rock, en Cuba se han arraigado mucho las tendencias más ‘duras’, suelen ser un público esencialmente fundamentalista; incluso, a las bandas les cuesta compartir con otras agrupaciones más ‘suaves’.

“Si uno se guía —como lo hacen ahora muchas personas— por la cantidad de seguidores en Facebook, los artistas de Patria Grande suman millones de adeptos; sin embargo, no eran tan conocidos aquí. Creo que la música latinoamericana es una corriente digna de ser escuchada porque tiene exponentes que tocan bien, hacen buenas letras con mensajes constructivos lejos del sexismo y la banalización, y porque es una plataforma de intercambio para artistas cubanos con potencial para tocar en otros escenarios”.

De hecho, en el 2016, la banda de rock Tendencia realizó una gira por tres ciudades de Colombia como parte de las acciones derivadas del Festival; y un año más tarde Stoner repitió la expedición, pero en dos ciudades argentinas, junto a Carajo y Todos Tus Muertos.

Organizado por el Ministerio de Cultura, el Instituto Cubano de la Música, la Agencia Cubana de Rock y, desde este año, por la Asociación Hermanos Saíz —que, afirmó Heredia, ha enriquecido notablemente el festival—, Patria Grande promete un encuentro con agrupaciones de primer nivel, y más que eso, un acercamiento a esa música que, aunque hecha en el continente, escapa de la percepción habitual.

Si algún mérito debe reconocérsele, debería ser —sin dudas— su aporte a la sensibilidad musical de los cubanos: público y artistas. Esperemos que, en efecto, haga de la música un sitio común para seguir uniéndonos en la patria grande que es América Latina.