OUT OF OBAMA

A pocos días de las elecciones que decidiránel próximo  mandamás del mundo, ya queda claro el legado de Obama. Prometió cerrar el campo de concentración y torturas de Guantánamo en sus primeros cien días de Gobierno pero, ocho años después, permanecen allí decenas de secuestrados. Dice que quiere normalizar las relaciones con Cuba, pero el bloqueo, en lo fundamental, sigue intacto. Habla de acabar con el terrorismo, pero su gobierno sigue financiado y sosteniendo a los terroristas en Siria.

Sin dudas, Obama ha hecho la tarea. Si una diferencia tiene con W. Bush, es que ha sido más de lo mismo, pero mejor. O sea, peor.