Odin Teatret encanta a Las Tunas

En un estimulante viaje al interior de algunas de las marcas expresivas del grupo con relación a la música, se erigió la presentación en esta ciudad de la compañía de Dinamarca, Odin Teatret, uno de los principales referentes en el mundo de las tablas contemporáneas.

La teatralidad de los instrumentos musicales, los matices de la voz, los gestos y otros movimientos corporales fueron subtemas desplegados magistralmente por Jan Ferslev, integrante de la agrupación danesa hace casi tres décadas y que representó para el público tunero el espectáculo- demostración Quasi Orfeo, el actor músico.


Quasi Orfeo, el actor músico, interpretado por Jan Ferslev. Fotos: Tomadas del sitio web del grupo.


“No trabajamos con emociones, trabajamos con una técnica corporal que crea emociones. Hablamos de una partitura física y otra vocal”, apuntó, y eso lo vimos cuando su cuerpo danzó sin danzar y a veces cantó sin cantar, al explorar posibilidades discursivas en su desplazamiento escénico y en los sonidos armónicos que salían de la boca.

Cuidar y pensar los detalles en pos del fin de la obra y sorprender al espectador; encontrar música en los objetos más comunes como una pala y una hoz —igual en el silencio y los pasos—, y el empleo de heterogéneos instrumentos y de máscaras para ahondar en sensaciones diversas, fueron algunos de los puntos de la explicación que el actor hizo en español, aunque en distintos momentos usó otros idiomas como portugués, danés e inglés.


Quasi Orfeo, el actor músico, interpretado por Jan Ferslev.


Precisamente en esa esencia políglota late uno de los caminos que ha hecho grande a Odin, integrado por histriones de disímiles partes del mundo. Beber de cada lugar donde han ido y practicar una especie de trueque: “yo te canto y tú me cantas”, le ha permitido abrazar influencias de las culturas, corrientes y ritmos más diferentes, raíz del concepto de teatro antropológico que su director, Eugenio Barba, ha desarrollado.

Antes de la demostración fue exhibido un revelador documental sobre la fiesta que realizó la agrupación para celebrar sus 50 años de vida en el 2014. Y luego de la exposición de Ferslev, el público, integrado por estudiantes de artes, miembros de colectivos escénicos tuneros y otros especialistas, tuvo la posibilidad de hacer preguntas.

En la tarde, Teatro Tuyo, anfitrión de la cita y en respuesta al trueque, compartió con Jan su obra Gris, ganadora de un Premio Villanueva de la Crítica, y le comentó sobre cómo aborda la técnica del clown, con constantes como el lenguaje extraverbal, la escenografía minimalista y un peculiar sentido del uso de los objetos.

Las Tunas inició de manera simultánea con Matanzas la tercera gira en el país de Odin Teatret, que también llegará hasta el 25 de noviembre a Sancti Spíritus, Villa Clara, Camagüey, Pinar del Río, Granma, Santiago de Cuba y La Habana.

Con más de 76 obras originales, representadas en 63 naciones, la compañía es una de las más influyentes en el progreso de la manifestación en la Europa de finales del siglo XX. Nació en Oslo, Noruega, en 1964; luego se trasladó a Holstebro, Dinamarca, en 1966, un pueblo pequeño que ha hecho grande con su rigor y creatividad.

 

Fuente: Tomado de Periódico 26, Las Tunas.