La Jiribilla
Año XII. La Habana, Cuba
783
09 de Julio al 15 de Julio del 2016

JIRI-COMUNIDAD

La Jiribilla en Twitter La Jiribilla en Facebook La Jiribilla en Youtube La Jiribilla en Flickr
Suscribirse por correo RSS Sitios Web recomendados Que es la Jiribilla

ANTERIORES

n.782
HEMEROTECA >>>

Paradiso: el haz misterioso de lo poético

Una obra de arte se salva por lo que es, antes de por lo que no es; más por lo que tiene, que por lo que le falta. En arte, a diferencia de otras disciplinas, las cosas son como son y no como debieran ser. Con Lezama se trata de esto: ¿lo toma o lo deja?

.......................................................................

Cuando apareció la monumental novela Paradiso en 1966, el panorama de las letras cubanas de esa década se enriqueció notablemente por aquella narración estremecedora. Nada parecido se había visto antes en la vida literaria cubana, no obstante la innegable calidad de algunos de nuestros más conspicuos escritores.

.......................................................................

Ante aquel volumen de 617 páginas, invitadora cubierta diseñada por Fayad Jamís y azarosa impresión hubo de todo: miedo, rechazo, atracción morbosa. Se le llegó a negar con furia no solo la condición de novela, sino hasta la más general de texto literario. Pocos libros entre nosotros se aquilataron tanto en la prueba de la negación como este.

.......................................................................

A José Lezama Lima hay que merecerlo. No se puede llegar a su obra por capricho, equivocación o casualidad. Ello entraña una conciencia de alcance espacio-temporal que, sin embargo, no se reduce a lo muy temprano o tardío que has arribado a su escritura, sino al saber e interpretación aprovechados antes, desde la lectura como placer, religión y vocación.

.......................................................................

La novela de Lezama Lima participa de una amenidad inquietante así como de una exigencia intelectual irreductible, dos condiciones infalibles a la hora de decidir la calidad de lo que leemos.

.......................................................................

En aquella lejana tarde de 1991 existía un atractivo más para adquirir un ejemplar de la novela. Su edición era fiel hasta el detalle al manuscrito lezamiano y salvaba las numerosas erratas y omisiones que en ediciones extranjeras se repetían desde su primera publicación en Cuba.

.......................................................................

En la obra narrativa de Lezama, la alusión a la luz se advierte como motivo de una trama y proyectada en la transparencia de una imagen visualizada. Con tal representatividad dentro de un universo poético centrado en la imago y regido por una visualidad que señala la importancia del elemento lumínico, aparece el sentido de la luz en la novela Paradiso.

 
.......................................................................
 
 

 

 

Aniversario 114 de Nicolás Guillén

A Sara Casal Enríquez
 

Nacido un 10 de julio de 1902, en una comarca camagüeyana de “pastores y sombreros”, Guillén asoma su perfil en la proa de un barquito de papel, que todavía boga y boga por el Mar de las Antillas sin haber perdido jamás la memoria de los barcos negreros.

Escoltados por Don Federico y Taita Facundo, sus sones y elegías navegaron por todos los océanos del planeta, en todos los idiomas aprendidos y por aprender.

Los niños amigos del Principito recuerdan la estampa del Che sencillo, al declamar: “Como si San Martín la mano pura / a Martí familiar tendido hubiera/ como si el Plata vegetal viniera / con el Cauto a juntar agua y ternura”.

El aire gira y pasa, en una mariposa, y toca su frente como para depositar allí una flor ahora reverdecida en este hermoso aire de julio.

Nancy Morejón

 

Fuente: Diario Las Américas (EE.UU.)

La prensa fue la aliada involuntaria de Trump

Es inaudible, / no podremos saber si las hojas / se acumulan y suenan al encaramarse / la mirona lagartija sobre la hoja.

“Todas las vidas políticas acaban en fracaso”    

N.E.: El tiro por la culata

El paño morado de una prolongada tristeza colgaba de los largos patios, de las cámaras abullonadas que formaban el palacio del obispado. En el centro el gran patio cuadrado parecía inundado de amistosas sombras desde la muerte de Monseñor.