La Jiribilla
Año XII. La Habana, Cuba
769
02 de Abril al 08 de Abril del 2016

JIRI-COMUNIDAD

La Jiribilla en Twitter La Jiribilla en Facebook La Jiribilla en Youtube La Jiribilla en Flickr
Suscribirse por correo RSS Sitios Web recomendados Que es la Jiribilla

ANTERIORES

n.768
HEMEROTECA >>>

The Rolling Stones: vivir el mito en La Habana

Para muchos, ver a los Stones significó saldar una deuda con su juventud; para otros, un encuentro con la leyenda; algunos habrán visto la oportunidad de presenciar un derroche de tecnología como nunca antes en la Isla; y seguramente hubo quienes solo quisieron decir “yo estuve ahí”.

.......................................................................

Nuestro pueblo ha tejido una lucha de resistencia admirable, de conservación y renovación de lo que tiene, entre ello, viejos carros, hasta lograr que estén nuevos tras seis o siete décadas de explotación. Con inteligencia, emprendimiento y tesón se ha logrado vencer el paso de los años… ¡Caramba! Eso mismo han hecho Mick Jagger y sus legendarios Rolling Stones, de ahí que los vea como los almendrones de la música británica.

.......................................................................
Marilyn Bobes

Tanto para los espectadores como para los protagonistas, el concierto del 25 de marzo en La Habana fue un acontecimiento socio cultural que quedará registrado en la memoria de los que tuvimos la suerte de presenciarlo. Cubanos y Stones quedaron desde ese día hermanados por la atmósfera de respeto y entendimiento que alcanzó este inolvidable concierto.

.......................................................................
.......................................................................
Juan Nicolás Padrón

Dicen que la multitud sobrepasó el millón. Cuando “Satisfaction” anunció el final, pensé que Los Terrestres habían adelantado en más de 50 años el inicio y el cierre de este concierto. Me quedé en el aire cuando se apagaron las luces, y de regreso a casa todos íbamos tarareando canciones, hasta hoy.

.......................................................................

Cuando terminaron, que se despidieron tan respetuosamente y vi que no había nada más, fue que sentí que lo dieron todo.

.......................................................................
Un altísimo honor
Digna Guerra
 
El milagro posible
Oni Acosta
 
.......................................................................
.......................................................................
.......................................................................
 
 

Fuente: El País (España)

Un juego que recrea el escondite de Ana Frank conmociona a HolandaLa casa museo de la autora del famoso 'Diario' critica la falta de sensibilidad de esta actividad por trivializar el Holocausto

Literatura

Esta es la revista cubana cuyo lanzamiento suscita mayor expectativa. Esto multiplica el compromiso de quien se sienta al lado del Director y frente al grupo de amigos, artistas y colaboradores que asisten a la evaluación. Me encuentro en la curiosa postura de una segunda oportunidad, que viene a ser como un renganche, o como dicen los jóvenes hoy: Una “Re”.

La líquida pradera de mi infancia / a borbotones se desliza por las grietas / del día. En la albura del paso otro color / se asienta como una mordedura. / Callan mis manos cuando el viento bate / derramando en la estela los límites del sueño./ Callan los riscos por mi párpado abierto / como un ave en el crisol de la mañana.

“Hoy la gran amenaza es el terrorismo por todas partes. Antes tenías uniformes, librabas guerras y sabías quién era el enemigo, pero hoy en día no tenemos ni idea quién es”    

N. E.: ¿Y es por eso que EE.UU. ataca a todo el mundo?

Artes Plásticas

La Jura de Santa Gadea es, por su consecuente planteamiento formal y conceptual, una obra premonitoria del acento cívico que nuestro pintor le imprimiría a sus futuras pinturas de asunto histórico nacional.

Abel Guelmes Roblejo

A Elsa sí que le gustaba el café. Todos los días por las mañanas, en el almuerzo, por la tarde y después de la comida: ella lo tomaba. Trabajaba mucho, eso sí. Hacía extensiones, jornadas dobles, y tenía otros part-times jobs, todo para poder comprar los mejores polvos que vendían en el país y fuera de este. Al principio solo fue una tacita para mantenerla despierta; luego fueron dos, tres…