La Jiribilla
Año XII. La Habana, Cuba
757
09 de Enero al 15 de Enero del 2016

JIRI-COMUNIDAD

La Jiribilla en Twitter La Jiribilla en Facebook La Jiribilla en Youtube La Jiribilla en Flickr
Suscribirse por correo RSS Sitios Web recomendados Que es la Jiribilla

ANTERIORES

n.756
HEMEROTECA >>>

Revista Social

Social circuló por vez primera en enero de 1916, hace justamente un siglo. Y pese al interés que desde su irrupción se tomaron editores, redactores y diseñadores en que fuera “algo diferente”, es difícil que imaginaran que al cabo de un siglo el acontecimiento se recuerde como bien merece.

.......................................................................
Nancy Alonso

La Jiribilla nos convoca a festejar, y muy merecidamente, el primer centenario de la aparición de Social, nacida en enero del año 1916,en el número 170 de la vedadense calle 4 —gracias a un parto asistido por los impresores Seoane y Fernández, junto al grabador Pedro Gutiérrez y el apoyo logístico de Oscar Massaguer— hermano del orgulloso padre de la revista, Conrado Walter Massaguer.

.......................................................................
Dentro de la historia de las revistas en la Cuba de la primera mitad del siglo XX, esta es una de las más polifónicas y llenas de desafíos. Conservadora en algunas cosas y audaz en otras, plural en su pensamiento artístico, amable y a la vez provocadora, hay mucho que investigar en ella. Este primer centenario es una oportunidad especial para hacerlo.
.......................................................................

La lujosa, aristocrática y elitista revista Social, concebida para exaltar el ego de la aristocracia cubana a través de cientos de páginas donde se reflejaron los más diversos actos sociales —bodas, bautizos, cumpleaños, fiestas de fin de año, deportes, modas y un largo etcétera imposible de citar— fue eso, es cierto, pero mucho más.

.......................................................................
.......................................................................

Cuando Nancy Alonso, a través de su exhaustiva investigación de los archivos de Emilio Roig de Leuchsenring, se encontró con la revista Social de junio de 1919, dedicada por completo a las mujeres, tuvo esa fortuna que tantos investigadores añoran: dar con la joya secreta, escondida bajo los pliegos del tiempo.

.......................................................................

Cuanta razón tenía José Martí cuando escribió en su artículo titulado “De las damas cubanas”, publicado en el periódico Patria el 7 de mayo de 1892, que concluye así: “…Las campañas de los pueblos sólo son débiles, cuando en ella no se alista el corazón de la mujer…Cuando la mujer culta y virtuosa unge la obra con la miel de su cariño la obra es invencible”.

.......................................................................

Dos escritores, un cantante y un político coinciden en sus apreciaciones acerca de Massaguer como caricaturista y, sin dudas, él figura en uno de los lugares más destacados del arte de la línea, no sólo en Cuba, sino a escala internacional.

.......................................................................
.......................................................................
 
 

Fuente: ABC(España.)

Compartir una foto de La Sirenita de Copenhague en Facebook no parece sencillo o, al menos, no lo ha sido para la diputada danesa Mette Gjerskov que vio como un anuncio de su blog era censurado por la compañía creada por Mark Zuckerberg al violar las normas relativas al uso de fotografías que contienen desnudos.

La casa es como un cuchillo / que despedaza por dentro, / es mi madre sobre un centro / de pesadumbre, es el trillo / hacia el pobre molinillo / donde mi padre invisible / teje un himno, es la creíble / caída de toda nieve, / es la libertad tan breve, / es otro viaje imposible.

“Si un niño no puede abrir un bote de aspirinas, no hay razón por la que pueda disparar una pistola. Si existe una aplicación para localizar la tableta perdida, no hay motivo por el que no se pueda rastrear un arma desaparecida”    

N. E.: Por el simple motivo de que no da dinero

Me miro al espejo. Tras recibir el cotidiano round deinsultos salgo a la calle. La abigarrada monotonía delinfierno de asfalto y megaholos se me mete por losojos y me acaricia las neuronas.