La Jiribilla
Año XII. La Habana, Cuba
756
26 de Diciembre al 08 de Enero del 2016

JIRI-COMUNIDAD

La Jiribilla en Twitter La Jiribilla en Facebook La Jiribilla en Youtube La Jiribilla en Flickr
Suscribirse por correo RSS Sitios Web recomendados Que es la Jiribilla

ANTERIORES

n.755
HEMEROTECA >>>

Pedro de Oraá, ni pintor, ni poeta: artista

Estamos, pues, ante un pintor incombustible e inoxidable, que a partir de una filiación estética bien definida, no deja de explorar posibilidades, como corresponde a un poeta, un poeta de las formas.

.......................................................................

Atrapar por estos días a Pedro de Oraá no ha sido fácil: muchos compromisos lo obligan a multiplicar su tiempo. Finalmente La Jiribilla pudo contactar vía correo electrónico al Maestro, quien tuvo a bien responder un breve cuestionario.

 

• Palabras de Pedro de Oraá al recibir el Premio Nacional de Artes Plásticas 2015

.......................................................................

Este quehacer comenzó a hacerse visible en 1949 cuando un periódico capitalino recogió una muestra de sus versos junto a otros noveles creadores procedentes de Caibarién, el sitio de donde procedía la prolífica familia Oráa. Sin embargo, su verdadera entrada en el mundo letrado ocurre en 1952, cuando tres poemas suyos llegan a las páginas del número 32 de la revista Orígenes.

.......................................................................
Hasta hace poco, Pedro, con más de 60 años de vida artística activa, corría el riesgo de que su larga y variada trayectoria creadora quedara relegada a una suerte de tierra de nadie, a la espera de ser reconocida por uno de los tantos gremios a los que lícitamente responde como hombre de la cultura.
.......................................................................

Reseñar el currículo de Pedro de Oráa es, en sí mismo un manifiesto de arte. El creador se burla de esquematismos y nomenclaturas segregacionistas y viene a comprobar que la pluralidad de disciplinas puede estar presente en un mismo autor, sin encasillarlo como literato o pintor a secas. Oráa es todo a la vez.

.......................................................................
Su naturaleza de hombre del saber y la imaginación se ha proyectado mediante cuatro manifestaciones de la cultura espiritual: la poesía, la prosa valorativa, el diseño informacional y la pintura.
.......................................................................

Conversación con Juan Moreira

El arte cubano ha puesto la mira en este 2015 en la versatilidad de Pedro de Oraá, y ofrece justohomenaje, aunque para muchos tardío, a quien ha articulado con admirable sincronía diversas manifestaciones de la cultura.
.......................................................................
.......................................................................
 
 

Fuente: El País(España.)

Los gay ya pueden donar sangre en EE.UU.
La Agencia Estatal de Medicamentos (FDA) levanta la prohibición de por vida que mantenía.

Artes Plásticas

El espectador desconocedor de estos temas, lo primero que obtendrá será información acerca de un universo nuevo para él; pero además, se percatará de todo el misterio, la magia y la mística que acompañan a esos rituales. Los conocedores, podrán confrontar con sus realidades.

• Raíces, Magia y mística

¿Contra qué demonios lidio? /¿Contra qué dios? ¿Cuánta furia/ alzar contra la lujuria / de los infieles?/ Envidio /su temeridad. Ofidio / que desciendes del manzano,/¿por qué pones en la mano / impertérrita de Eva / la desconcertante prueba? / Hay en el fruto un gusano.

“El objetivo principal no cambia. La misión es informar de manera 100 por ciento objetiva. La noticia siempre va a estar presente porque es algo a lo que los ciudadanos de la Isla no tienen acceso”    

N. E.: Más de lo mismo

Literatura

La complejidad del libro está dada por el extraño ejemplo de que siendo una novela es también un diario —basado probablemente en circunstancias reales— lo cual roza el concepto de testimonio y el de crónica, en este caso, al parecer, ficcionada con salpicaduras de estados oníricos, geografías distantes, músicas de fondo y alusiones literarias de diversa índole.

Suelen los marineros, cuando llegan las lluvias, abrirse la camisa para que aniden las muchachas azules. Uno entre mil, quizás, recibe la gracia y no lo dice a nadie. Porque es una herida la muchacha azul, pero duele tan sabroso, que el privilegiado se despide del mundo confiado en que gana la muerte pero también el paraíso.