Para 1967, cuando se disponían a grabar su octavo álbum, Los Beatles se habían cansado de ser Los Beatles. El “Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band”, que no pasaba de ser un tema más de Paul, les dio una idea. Siguiendo el camino que iniciaran con Revólver un año antes, se separaron entonces del pop rock, e incluyeron influencias de la música psicodélica y sinfónica. Se desdoblaron increíblemente, adoptaron un alter ego y fueron fieles a él, al menos durante este disco. Se convirtieron, justamente, en los músicos de la Lonely Hearts Club Band, dirigida por el Sgt. Pepper, y así nombraron al álbum, en el que dieron vida a temas simbólicos como “Lucy in the Sky with Diamonds”, “Being for the benefit of Mr. Kite!”, “A day in the life” y, claro está, el tema que le da título.


El álbum fue grabado durante 129 días. Foto Internet


Lo demás es conocido por muchos: el disco pasó 15 semanas en lo alto del Billboard 200 de Estados Unidos y 27 en la UK Album Chart del Reino Unido, y obtuvo cuatro Premios Grammy en 1968. Es, actualmente, uno de los más vendidos en la historia de la música —32 millones de ventas estimadas—, y en el año 2003, la revista Rolling Stone lo situó en la cima de su lista “500 Greatest Albums of All Time”.

Es, según la crítica especializada de todo el mundo, el disco que pone a Los Beatles en el radar de los “melómanos adultos”, pues hasta ese momento la banda era considerada por muchos como una banda de adolescentes. Y es innovador —partiendo del trabajo que venían realizando los cuatro de Liverpool— en muchísimos sentidos: en la composición de las canciones, en las técnicas de grabación utilizadas (direct injection, varispeed, o el automatic double tracking), en la mezcla, y en el espectacular diseño de portada (Peter Blake), donde aparecen John, Paul, Ringo y George, vestidos con coloridos uniformes militares, y rodeados de célebres personajes como Edgar Allan Poe, Marilyn Monroe, Oscar Wilde, Bob Dylan, Karl Marx y Marlon Brando.


Portada del disco. Foto: Internet


A medio siglo de allí

Tras 129 días de grabación, el Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band fue publicado el 1ro. de junio de 1967. La revolución musical que significó, que aún significa para fanáticos de todo el mundo, llegó también a esta Isla e influyó directamente —según cuenta el periodista y melómano cubano Guille Vilar—, en las creaciones de importantísimos artistas cubanos como Silvio Rodríguez, Leo Brouwer, Sergio Vitier, Chucho Valdés, Juan Formell, Síntesis o el Grupo de Experimentación Sonora del ICAIC; así como otras generaciones posteriores, que también han crecido y disfrutado con la música del mítico cuarteto.

Es por ello que el aniversario 50 del Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band, no podía pasar desapercibido. Mientras el mundo se prepara para el lanzamiento de una edición aniversario del álbum —remasterizada por Giles Martin, hijo de George Martin, el quinto Beatle—, Cuba celebrará el medio siglo de uno de los discos más influyentes en la historia de la música con un gran concierto el próximo jueves, a las 6:00 p.m., en el Parque Lennon de La Habana (calle 17, entre 6 y 8, Vedado).


El concierto será a las 6 de la tarde en el Parque Lennon.


X Alfonso, al frente de este homenaje, explicó que el concierto, organizado desde la Fábrica de Arte Cubano y El Submarino Amarillo, abrirá con una presentación de La Colmenita y continuará con las actuaciones de siete bandas cubanas: La Flota, Héctor Téllez Jr., Los Kent, La Vieja Escuela, Eddy Escobar y su grupo, el Coro Renacer y Sweet Lizzy Project, quienes interpretarán temas del propio disco y otros de Los Beatles.

Se trata, afirmó X Alfonso, de la “conmemoración de una obra de arte”, y aseguró además que será un espectáculo muy hermoso.