En el manifiesto de Claustrofobias Promociones Literarias queda escrito el espíritu martiano. “La mejor manera de decir es hacer”, como sentenció Martí. Desde las primeras jornadas Martí está presente en el trabajo cotidiano y en la proyección futura. Y desde entonces se promueven los libros y la lectura, y se trabaja, por ejemplo, para los que saben querer. Sigue siendo, el más grande pensador cubano, esa fuente de avivamiento, esa fuente de reposo, guía y luz. Ahora el equipo de Claustrofobias Promociones Literarias ingresa, casi en pleno, a la Sociedad Cultural José Martí para continuar el trabajo con la comunidad cubana, la tradicional y la virtual, y fundamos ahora, el club martiano Patria, no para cumplir tarea alguna, sino para seguir defendiendo lo que somos, para seguir mostrando el orgullo de ser cubanos y la necesidad de promover lo positivo de Cuba.


Se pretende que sirva el club como espacio de superación y redescubrimiento del Apóstol.
Foto: Facebook
 

Nombramos al Club Patria, muy cercano a los objetivos de aquel periódico que fundara el Maestro. En Patria, Martí reseñó imprentas y librerías y desarrolló una concepción muy amplia de la cultura cubana. Buscó Martí despertar en los lectores la conciencia y el orgullo de ser cubanos. Fue Patria un canto al trabajo y la creatividad de los cubanos. Eso queremos que sea nuestro club. Se juntan Real Impresión; cuentapropistas que quieren poner al servicio del pueblo contenidos valiosos para los niños y promover el pensamiento de Martí, se juntan informáticos; diseñadores y promotores. Se pretende que sirva el club como espacio de superación y redescubrimiento del Apóstol, y como promoción constante de las publicaciones de / sobre Martí, y usar para ello los soportes tradicionales y las nuevas tecnologías. El club se constituyó el 5 de abril de 2018, a las dos de la tarde, en la sede de Claustrofobias y estuvo presente Rubén Ramos Mosquera, presidente de la Sociedad Cultural José Martí en Santiago de Cuba. Rubén explicó los deberes y derechos en la organización, y la necesidad de unir y construir, de fundar.

Tomado de: Claustrofobias Promociones Literarias