Este 19 de julio, quienes llegaron hasta la casa No. 807, esquina a 4, en el Vedado capitalino —que hace más de un siglo vivió José Francisco Martí Zayas-Bazán, hijo de José Martí—, no solo contemplaron los encantos, secretos y valores patrimoniales del inmueble. Allí, recordaron el momento fundacional del Centro de Estudios Martianos (CEM), institución dedicada al estudio, divulgación y promoción de la vida y obra del Maestro.

Centro de Estudios Martianos

En un ambiente festivo, fueron homenajeados personalidades que han colaborado con la entidad durante estos 40 años, entre ellos, el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, General  de Ejército Raúl Castro Ruz; el historiador Eusebio Leal Spengler; la viceministra de Cultura María Elena Salgado y el Héroe de la República de Cuba René González Sehwerert.

En la ocasión se canceló un sello postal conmemorativo por los 40 años del CEM y recibieron medallas y distinciones los fundadores y trabajadores que cumplen aniversario cerrado de labor en la entidad, entre ellos, el doctor Armando Hart Dávalos, Roberto Fernández Retamar, Fina García Marruz, Aracelis García Carranza, y Luis García Pascual.

Se concedió la medalla 40 aniversarios a los que fueron directores de la institución y a los jefes de áreas, que con su labor logran contemplar y analizar el mundo en los textos del Héroe Nacional. Oportunidad para escuchar los nombres de Cintio Vitier, Ángel Augier, José Cantón Navarro, José Antonio Portuondo, Juan Marinello, Julio Le Riverend, Salvador Arias y Nidia Sarabia, de quienes su impronta cultural se respira hasta nuestros días.

En nombre de los investigadores más avezados y jóvenes, respectivamente, los doctores Ibrahím Hidalgo y David Leyva, agradecieron la oportunidad de laborar en un colectivo forjador de pensamiento y cubanía que jamás le teme al sacrificio.

Por su parte, la doctora Ana Sánchez Collazo, directora del CEM, ratificó el compromiso de continuar trabajando por seguir siendo un poderoso bastión y una formidable trinchera de ideas con el orgullo de la conciencia heredada y el deber cumplido, al tiempo que recordó las palabras del Apóstol cuando dijo: “Merecer  la confianza no es más que el deber de continuar mereciéndola”. 

Avalan los múltiples reconocimientos de la institución en estas cuatro décadas la publicación de más de 300 títulos agrupados en colecciones; 39 números de la revista académica Anuario; el proyecto editorial de la edición crítica de las Obras Completas de José Martí, con 27 tomos publicados; la recopilación y preservación de más de 23 mil documentos bibliográficos de José Martí, conjunto que integra el Registro de Memorias del Mundo de la UNESCO, desde el 2005. A esto se une la labor docente que desarrollan a nacionales y extranjeros. 

Sin dudas, cada nuevo aniversario del CEM, más que motivos para celebrar se convierte en compromisos y nuevos retos para lograr mantener los resultados alcanzados, fortalecer las cátedras martianas en la red internacional y en las universidades  del país y trabajar, desde la academia, para encontrar nuevas las vías idóneas para trasmitir y acercar el legado martiano a las nuevas generaciones.