Destructivo como pocos, o como él mismo, el huracán Irma se ha ensañado con la isla de Cuba. La recorrió por su costa norte y dejó destrucciones incluso en parte de su costa sur. Desde la infraestructura hotelera de la cayería norte hasta árboles del centro de la Isla que no esperaban jamás ser arrancados de raíz, los destrozos fueron graves y cuantiosos.


Incluso en casos como este, una adecuada previsión puede reducir el daño y
proteger al menos parte de los bienes”. Foto: Lili Molina

 

Así fue como el mar entró en la Casa Museo Lezama Lima, su residencia de Trocadero, para husmear en parte de sus documentos. Lo informó Gladys Collazo, presidenta del Consejo Nacional de Patrimonio Cultural, en conferencia de prensa ofrecida este miércoles por el Ministerio de Cultura. La rápida acción de los conservadores hizo posible que, en un breve lapso de tiempo, los documentos afectados fueran desalinizados, lo cual permitirá que muy pronto queden nuevamente a disposición de investigadores, admiradores, futuros visitantes y curiosos. Además de este incidente, relacionado con el legado de uno de nuestros más destacados intelectuales, se han reportado daños de diversa envergadura en más de 200 instituciones en  todo el país, algunos de los cuales se fueron resolviendo, con recursos propios, en los días subsiguientes al paso de Irma.

La intervención del viceministro Guillermo Solenzal en la mencionada rueda de prensa impresionó por el contraste entre la escasa cuantía de los daños y el poder destructivo de Irma, así como por la naturalidad con que describiera los esfuerzos de prevención y control que se realizaron durante las diferentes etapas previas al paso del huracán. Ello demuestra que, incluso en casos como este, en que no pudo evitarse la penetración del mar y la exposición a vientos descomunales, una adecuada previsión puede reducir el daño y proteger al menos parte de los bienes. Solenzal se refirió además al trabajo realizado por las diferentes empresas del sistema de la Cultura a favor de la recuperación y a la prioridad concedida al reinicio inmediato del curso escolar en los diferentes centros de la enseñanza artística, tema sobre el cual ofrecieron detalles Rolando Ortega, director del Centro Nacional de Escuelas de Arte y Alexis Seijo, rector del ISA.

Fernando Rojas, viceministro de Cultura, condujo la conferencia de prensa y respondió numerosas preguntas e insistió en la importancia de las muestras de solidaridad y voluntad de ayuda recibidas por colegas e instituciones de diversos países. Destacó, en este sentido, las manifestaciones de apoyo de los participantes en el evento Casa Tomada, convocado por Casa de las Américas y próximo a realizarse, y confirmó la realización del Festival Patria Grande, que reunirá en La Habana, también durante el mes en curso, a varias agrupaciones musicales latinoamericanas. Manifestó además que el Ministerio de Cultura ha recibido numerosos pedidos de artistas cubanos para sumarse a las brigadas artísticas que comparten ya con los damnificados del huracán Irma, pero enfatizó en que los mayores esfuerzos en este sentido se están concretando a nivel local, en estrecha colaboración con las prioridades establecidas por los Consejos de Defensa provinciales y municipales.