Hace más de 20 años que Lien Rodríguez y Rey Pantoja se unieron para conformar uno de los proyectos más interesantes de la canción cubana contemporánea.  El Patio de Baldovina, situado en la sede de nuestra(calle 5ta. Nro. 302 esquina a D, Vedado), abre sus puertas a la singular copla este viernes a las 5:00 p.m.


Lien y Rey. Foto tomada del perfil de Facebook de los artistas.


Al año siguiente de su graduación en la Escuela Nacional de Arte, los matanceros Lien y Rey concibieron su primer sencillo dedicado al público infantil. Tiempo después viajan a Colombia y permanecen allá por varios años hasta que deciden regresar a la Isla entrados los años dos mil. A partir de ese momento comienzan a tocar en los escenarios más importantes de nueva canción y a enriquecer su discografía.  Con su fonograma A fuego abierto de 2005 merecieron el Premio Cubadisco en la categoría de Mejor álbum vocal instrumental.

Ambos parten de una formación académica poco usual en el cultivo de la canción trovadoresca con un singular tratamiento poético y melódico-armónico. Apelan a una sonoridad más ligada a contextos expresivos internacionales al tiempo que logran insertar la tradición cubana en su obra.

Con un tratamiento musical virtuoso y sonoridades cargadas de disonancias, cada tema de su repertorio sale de lugares comunes o conceptos convencionales para defender una proyección estético-musical única.  Lien y Rey se acoplan a la perfección: ella con la guitarra, él con el tres, que junto a la fusión tímbrica vocal, logran una atmósfera poco vista en la escena cubana.

En el concierto, segundo de esta etapa de La Jiribilla que intenta rescatar el Patio de Baldovina como espacio para la canción de autor y la buena música en general, se escucharán temas de Isla, su más reciente producción discográfica, al tiempo que incluirá algunas de sus más conocidas canciones.