El grupo Influencia ha marcado la joven vanguardia jazzista de los años más recientes en Santiago de Cuba. Su presentación en el género afloró cuando la primera generación de sus integrantes, por el 2009, eran estudiantes del Conservatorio Esteban Salas.

Iván Guardiola, su actual director, es de mucho buen tocar y poco hablar. Aun así, la conversación sostenida me permite repasar aspectos esenciales en el devenir de la agrupación.


El complejo cultural Iris Jazz Club acoge a amantes del género en Santiago de Cuba.
Foto: Cortesía del autor

 

La pronta consolidación de su propuesta les hace meritorios en el 2011 del segundo premio en formato instrumental en el certamen Jojazz; y en la siguiente edición alcanzan el primer premio en esta categoría. Sus conceptos musicales se sustentan en la asunción de elementos del jazz norteamericano en fusión con géneros de la música cubana y del Caribe.

Desde sus primeros pasos en la urbe santiaguera muchas puertas se abrieron ante la osadía de estos jóvenes. Recuerdo cuando el cantautor santiaguero José Aquiles fue de los primeros en presentarlos en más de una ocasión en su concurrida peña El Menú, en la que con asombro y aceptación los recibió el público. Por estas fechas —y antes de la inauguración del Iris Jazz Club— mantuvieron un espacio semanal en la sede del Teatro - Estudio Macubá. En el 2010 la revista musical El Portón de la Música, en la coordinación de quien subscribe, dedicó una de sus emisiones a la temática jazzística, y los tuvo entre sus invitados en el atrio de la Sala de Conciertos Dolores.

La participación en el universo del jazz desde el entorno cubano —santiaguero— también se ha dirigido a varias ediciones del Jazz Plaza, así como, en el 2015 y 2016, al Festival Internacional de Jazz en Belice.

Influencia también apuesta por la incursión en la composición. En el caso de Ángel Toirac, su anterior pianista, contribuyó a otorgar un sello al formato con temas como Latidos, de esos de obligada interpretación en todas sus presentaciones. También Guardiola, aporta en este aspecto con Larga distancia, título homónimo del CD con el que triunfan en el Jojazz del 2012, el cual contiene otra creación de su autoría como es Latin in my room. Estos temas y otros se registran en el fonograma de producción independiente de la agrupación, correspondiente al 2014.

En la actualidad los de Influencia asumen las sonoridades resultado del formato de bajo, piano, drums, congas y saxofón. “En este momento nos hallamos explorando nuevas sonoridades y repertorio, caminos que, manteniendo las esencias de la agrupación, ofrezcan nuevos aportes a nuestro propio lenguaje musical”, comenta Guardiola. “Para nosotros es esencial la participación en eventos como Amigos del Jazz y otros dedicados a la promoción del género, pues permite la interacción y comunicación entre los artistas del ámbito nacional y foráneo; además es el momento de encontrarnos con el público en diferentes espacios más allá de nuestro Iris Jazz.

Acerca del desarrollo del género en el territorio, Iván espera que alcance todavía una mayor promoción en los medios como la televisión y la radio. Por otra parte, reconoce que los músicos egresados del conservatorio reciben muy buena formación, a la que sería conveniente que se añadieran la enseñanza de la música popular cubana donde podría acercarse el entorno jazzístico a los estudiantes.