¿Por qué el interés por la guerra que los cubanos libraban contra España? ¿Cómo y cuándo llegó a Cuba? Su incorporación al Ejército Libertador, sus primeras acciones, su grado de coronel, el regreso a su país, los estudios de Derecho, el retorno a la isla, y la destacada participación en la vida política republicana en Cuba, son algunas estampas de Orestes Ferrara Marino (1876-1972) que serán abordadas en el habitual espacio Memorias de la guerra, del Centro Cultural Dulce María Loynaz.


Foto: Internet


El doctor Félix Julio Alfonso López, a cargo de la conferencia, pretende, en un diálogo ameno, incentivar el conocimiento y el debate en torno a la figura del joven italiano. Esta será una oportunidad para evaluar —en el momento histórico— a quien vino a Cuba a luchar por la independencia en la guerra de 1895, así como sus opiniones personales y valoraciones en torno a diferentes actores de la gesta libertadora en la que alcanzó los grados de coronel.

Para el historiador, investigador y ensayista resulta novedoso “lo poco conocido de la participación de Ferrara en la gesta libertadora”, aspecto a tratar de manera exhaustiva en la tertulia Memorias de la guerra, el próximo jueves 15, a las tres de la tarde, en calle 19 esquina a F, en El Vedado.

Esperamos que esta vez, dispuesto a desempolvar una figura poco conocida de nuestra Historia, el destacado profesor nos contagie con sus mañas y nos introduzca en la república, para conocer detalles de la labor de Ferrara como profesor universitario, congresista y ministro durante el gobierno de Machado; su huida a la caída de la dictadura en 1933 y el regreso en 1937. Luego, su nombramiento como embajador ante la Unesco, cargo en el que permaneció hasta el triunfo revolucionario de enero de 1959, cuando fue cesado de todas sus responsabilidades diplomáticas.

Asimismo, procurará argumentar las peripecias del astuto italiano que huyó en un hidroavión y en la prisa por escabullirse, abandonó u olvidó el equipaje, cuyas piezas se repartieron como trofeo entre sus perseguidores; y que, además de militar, diplomático y político, fue un prolífico escritor y periodista, y un hombre de refinado gusto y amplia cultura.

En breve contacto con la revista La Jiribilla, Félix Julio subrayó que Memorias de la Guerra —surgido hace 12 años, el tercer jueves de cada mes—, con la conducción del historiador Yoel Cordoví, permite reflexionar y meditar, como espacio de análisis crítico para revivir el pasado histórico de nuestras campañas independentistas”.

Así, y para orgullo de nuestra Cultura nacional, los asistentes al encuentro seremos, otra vez, testigos de otro pasaje de nuestra Historia, oportunidad en la que, en absoluta complicidad con el pasado y el futuro, conoceremos más de Orestes Ferrara Marino. Desde luego, el centro fundamental será como siempre la exposición y los debates acerca de nuestro devenir histórico.