Con un concierto en el Salón 1930 del Hotel Nacional de Cuba, que lleva el nombre de Compay Segundo, el próximo sábado 9 de diciembre, los músicos del grupo que honran el nombre del creador del Chan Chan culminan una jornada de homenaje a Francisco Repilado Muñoz (1907-2003) en el aniversario 110 de su natalicio.


Foto tomada de Internet
 

Iniciada en enero de este año, la celebración incluyó presentaciones en Francia, España y Portugal; la filmación de un material audiovisual titulado Canción Homenaje Siempre Compay, bajo la dirección de Ricardo Amaray, en el que participaron Haila y Luna Manzanares, entre otros; la exposición de objetos personales del destacado tresero y compositor en el Museo Municipal de Playa, en La Habana y la donación de fotos y trajes de quien llegó a ser el trovador más longevo y famoso del mundo al Museo de la Música, de Santiago de Cuba.

Del 15 al 24 del presente mes la agrupación se trasladó a las provincias orientales. Allí, bajo el nombre de Compay Segundo: De Cuba Leyenda del Chan Chan, ofrecieron conciertos en teatros y plazas de Guantánamo, Santiago de Cuba, Holguín (actuando también en Birán) y Bayamo. Provechosa resultó esta pequeña gira que incluyó la conmemoración del aniversario 110 del natalicio de Compay en su tumba del cementerio Santa Ifigenia, ocasión que aprovecharon los músicos para visitar el sitio donde reposan las cenizas de nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro.

Emocionante fue la visita de los músicos del Grupo Compay Segundo a la casa natal de Fidel y el encuentro con jóvenes estudiantes de las escuelas de música de la zona oriental, donde no solo interpretaron temas propios de Compay y de la música tradicional cubana, sino que también hicieron donación de varias cañas para los clarinetes de los futuros músicos de la región.

Organizada por la Casa Compay Segundo, ubicada en calle 22, no. 103, entre 1ra. y 3ra., Miramar, Playa; la agencia francesa productora de espectáculos Benjamín Internacional Productión y el Instituto Cubano de la Música, la jornada tuvo, al decir de Salvador Repilado Labrada, hijo del extraordinario músico y actual director de la agrupación, el objetivo de preservar sus composiciones y mantener viva la obra y vida de su padre.

Compay Segundo integró en la década del 50, junto a Lorenzo Hierrezuelo, el dúo Los Compadres, hasta que formó su propio grupo Compay Segundo y sus muchachos, en 1955. Su paso, primero por la orquesta Afro-Cuban All Star, y después, por la orquesta Buena Vista Social Club, ambas bajo la tutela de Juan de Marco González, con las que alcanzó varios Grammy, contribuyeron a consolidar su vida artística.

Hombre-leyenda, mérito que él mismo se labró cuando como clarinetista integró la Banda Nacional de Santiago de Cuba, con la cual viajó a La Habana en 1929 para participar en la inauguración del Capitolio Nacional de Cuba, Compay legó para nuestra historia musical obras como Chan Chan y Macusa, las cuales dio a conocer con éxito dentro y fuera de nuestro país.

Estas y otras como Bilongo (La negra Tomasa), Veinte años, Saludo Compay, Sabroso, Se perdió la flauta, Yo vengo aquí, Amor de loca juventud, Las flores de la vida, El carretero y Orgullecida, integran el repertorio del Grupo Compay Segundo, que hoy regala al pueblo de Cuba lo mejor de Compay y de muchos de nuestros mejores compositores de música tradicional cubana.

Tomado de Granma