Este fin de semana se realizó en el Palacio de las Convenciones de la capital, el Noveno Congreso de la Federación Estudiantil Universitaria, donde la cultura también tuvo su espacio para el debate.

En la Comisión número 4, Extensión Universitaria, que contó con la presencia del Ministro de Cultura Abel Prieto, los delegados debatieron acerca de cómo lograr un equilibrio entre el estudio (principal tarea de un universitario) y la vinculación con el arte y la recreación sana.


Foto: Cortesía de la autora
 

Entre los principales temas abordados estuvieron la planificación, diversificación y promoción de las actividades culturales en los centros de altos estudios, así como la presencia de artistas de primer nivel en las provincias y municipios más alejados de las cabeceras.

Otro punto importante fue el análisis de la cultura audiovisual y la concertación de  encuentros con intelectuales y artistas pertenecientes a este medio.

La atención a los artistas aficionados y la preparación de los festivales de cultura también generaron debate entre los universitarios, así como la necesidad de crear espacios para su presentación fuera del marco de la universidad y las facilidades que ofrecen las becas nacionales de creación literaria. En el caso de las manifestaciones literarias, se pidió coordinar con el Instituto Cubano del Libro y sus editoriales para facilitar la publicación de obras.

Después del intercambio se tomaron una serie de acuerdos en aras de potenciar un mayor desarrollo cultural en las universidades cubanas, entre ellos la realización de carnavales protagonizados por los estudiantes en cada una de las provincias para llevar el arte hacia las comunidades, y la impartición de talleres de creación artística en el resto de los centros de altos estudios por alumnos de la Universidad de las Artes.

Además se acordó rescatar los cineclubs universitarios para promover encuentros de apreciación audiovisual, y la realización cada dos años del Festival del Humor Universitario La Culpa es de la Vaca.