Hasta la tumba de Bartolomé Maximiliano Moré Gutiérrez (Benny Moré) en el cementerio de Santa Isabel de las Lajas, llegaron cientos de personas para rendirle homenaje a uno de los íconos de la música popular cubana, al cumplirse este jueves, 24 de agosto, 98 años de su natalicio.

A la tradicional peregrinación hacia su sepulcro —declarado Monumento Nacional en 2009—, asistieron familiares, amigos, así como autoridades del Gobierno y el Partido en la provincia. El recorrido fue acompañado por la Banda Municipal de Conciertos, de Lajas, que interpretó conocidos temas dentro del repertorio del Bárbaro del Ritmo: “Bonito y sabroso”, “Hoy como ayer”, “Lajas mi rincón querido”…


Nietos y sobrinos del Benny acompañaron la tradicional peregrinación  del pueblo hacia
la tumba del popular cantante, en el cementerio municipal de Lajas. Foto: Efraín Cedeño

 

El discurso de la ceremonia fue pronunciado por Juan José Sánchez Pérez, presidente de la Asamblea Municipal del Poder Popular, quien al evocar el legado del Benny refirió que este “renace como el espectacular intérprete de sones, boleros y guarachas(…) La emoción nos domina, porque aún no encontramos la más justa manera de expresar nuestro júbilo”.

En el Casino Los Congos —sitio donde descubriera sus inquietudes musicales— continuaron las actividades conmemorativas. Allí se ejecutó el habitual Toque de Makuta a San Antonio de Padua, ante la presencia expectante de los vecinos de La Guinea, barriada en la que vivió a partir de los cinco años, apropiándose de los ritos y ritmos afrocubanos.

Lázaro Famada Moré, nieto del Benny, destacó la grandeza de su abuelo: “Ahora le devolvemos lo que él significó y defendió en nombre de los cubanos, cienfuegueros y lajeros. La familia se propone llevar adelante el proyecto Casa Museo Benny Moré, en el reparto La Cumbre, del municipio habanero de San Miguel del Padrón. Conservamos en un baúl alrededor de 200 piezas musicales, algunas inéditas, a la espera todavía de ser interpretadas”.

El tributo al Sonero Mayor en Cienfuegos se incluyó dentro del programa de acciones del Festival Internacional de la Rumba Cubana Timbalaye, el cual sesionó aquí durante las jornadas del 23 y 24 de agosto.

Tomado del periódico 5 septiembre, Cienfuegos.