A partir de mañana y hasta el 4 de junio se celebrará en La Habana el aniversario 170 de la presencia china en Cuba. Según anunció Teresa María Li Cecilio, directora de la Casa de Artes y Tradiciones Chinas de la Oficina del Historiador, a diferencia de otros años esta jornada no contará con un evento teórico, sino con una serie de conferencias magistrales enfocadas en el aporte de los culíes a la conformación de la idiosincrasia nacional.

En ese sentido destacó los encuentros con los investigadores Natalia Bolívar “Obbarameyi en la China”—, Sergio Bernal —“Los chinos en el habla popular cubano”— y María Teresa Montes de Oca —“Sociedades secretas chinas—, los cuales ofrecerán distintas perspectivas sobre la integración de esa cultura. Enfatizó, además, la reapertura del periódico Kwong Wah Po—único periódico de Cuba que se edita en idioma chino—, y la presentación de su nuevo número.

Li Cecilio añadió que los festejos se extenderán al recinto ferial Expocuba, donde se inaugurarán las exposiciones Hermandad, de Flora, Lieng y Li D Fong; China a puro color, del artista de la plástica Josignacio; La voz musical de China, cortesía del Museo Casa de Asia; y Presencia china en los sellos (postales) cubanos.

El primer arribo de chinos a la Isla sucedió el 3 de junio de 1847, a bordo del bergantín Oquendo. Llegaron contratados para trabajar, supuestamente, en los ingenios azucareros, la agricultura o el servicio doméstico. Por un salario de cuatro pesos al mes, estos inmigrantes dejaron sus hogares en busca de “un futuro mejor”.

“Han transcurrido 170 años de aquel histórico acontecimiento que le incorporó a la ya diversa sociedad cubana un nuevo elemento”, refirió Li en la presentación de la Jornada. Y concluyó: “Muy triste fue el desengaño sufrido por esos paisanos que salieron de sus pueblos en busca de un nuevo horizonte y la realidad fue el maltrato y la explotación extrema sin posibilidad real de un retorno y reencuentro con los seres queridos a los que un día dijeron adiós”.

Por ese motivo Cuba abraza hoy el legado culí y recibe, como hace más de siglo y medio, el componente asiático que, del mismo modo que el africano, el español… determinó la formación de su identidad.