La Fábrica de Arte Cubano (FAC) fue sede por cuarta ocasión del evento América por su Música (AM-PM), que unió, del 26 al 29 de junio, a artistas y demás personas interesadas en dialogar sobre el mundo de la música.

El objetivo de esta cuarta edición de AM-PM fue la autogestión de la música en entornos digitales. Rafa G. Escalona, quien forma parte del comité organizador del evento, explicó: “Pensamos que es un buen momento para hablar de autogestión, primero por los avances que se han dado en cuanto a infraestructura de elementos tecnológicos en Cuba y que le quitan excusas a la idea de que no podías hacer uso de muchas herramientas que brinda Internet, porque no hay Internet, pero está ahí y es una herramienta que hay que saber usar, ya que es imprescindible para la promoción del trabajo de los artistas’’.

Foto: Internet
 

Durante la primera jornada, Rafa G. Escalona buscó familiarizar a los presentes con los términos más utilizados en el entorno digital, y después, Yolaida Duharte, junto a Jorge Lui Coto, en una fusión del Ministerio de Cultura con la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo, presentaron una propuesta de plataforma digital para la música en Cuba.

Otros invitados al evento fueron Ismael Comas y Ariel Etbul, ambos representantes de la distribuidora de contenidos DittoMusic en América Latina, ellos impartieron dos talleres vinculados al tema central del festival.

Comenzó Ismael Comas, con “El mundo de la música digital en el Siglo XXI”, donde presentó estadísticas importantes en América Latina en cuanto al consumo y las ventas, como por ejemplo, que la región es por séptima vez la que posee mayor nivel de crecimiento en ingresos totales.

Explicó además que en países como México y Brasil, debido a la fuerte penetración de Internet,  las ventas y el consumo se han disparado, pero ya no a través de descargas o ventas en físico, sino que el streaming  ha tomado el poder.

Lo relacionado con la conexión a Internet es de conocimiento para los invitados, que impulsaron a los músicos cubanos a no darse por vencidos, pues “puede ser a través de un proxy, o mediante una tía que vive en otro país’’. Lo importante es encontrar la forma para promover la música, luego habrá que enfrentarse a cuestiones como “¿un músico cubano crea audiencias en el entorno digital?’’.

Por su parte, Ariel Etbul, quien además es coach e imparte clases de liderazgo, dedicó la tercera tarde del evento a una conferencia que, a través de juegos participativos, reflexionó acerca del trabajo en equipo y el diseño del futuro para los artistas. Palabras como creencias y visión se hicieron constantes, dada la importancia que le concede Etbul dentro de un proyecto, cualquiera que sea.

El evento culminó con la presentación de la revista Magazine AM-PM, dirigida a la música cubana y sus contextos, la cual se encuentra ya disponible para ser descargada, tanto en la página oficial de la FAC como en las redes sociales. X Alfonso y Roberto Fonseca pusieron el sello musical a esta cuarta edición de América por su Música.