Miguel Iglesias, director de Danza Contemporánea de Cuba (DCC)

¿Qué ha significado para Danza Contemporánea de Cuba trabajar en el Teatro Mella a lo largo de su trayectoria?

El Teatro Mella es un lugar que fue funcionando como teatro y se convirtió en uno de los escenarios más agradecidos para la danza de Cuba y porqué no, del mundo.

Se encuentra en un lugar céntrico y estratégico por donde todos pasan y ven en su pancarta las futuras puestas, no como otros teatros capitalinos que están situados fuera de la visibilidad del público. También posee una perspectiva del escenario que es divina por su forma ascendente desde la escena.

Para nuestra compañía se dificulta un poco el trabajo por los problemas que puede presentar la escasez de equipamiento técnico, sobre todo en luces, las cuales debemos alquilar para cada una de nuestras funciones.

Pienso que el Mella se debe sentir orgulloso de que DCC lo tenga como una de sus sedes principales y como bailarín tengo gratos recuerdos, porque he realizado las mejores cosas de mi carrera en este lugar.


 Testimonio tomado por Diane Marti╠ünez