“Me honra y me une otra vez con Haydée”

 

El destacado intelectual Federico Álvarez recibió hoy, en la embajada de Cuba en México, la medalla Haydée Santamaría, que otorga el Consejo de Estado de Cuba.

Hoy reconocemos al académico, al escritor, editor, traductor, pero también al antifascista, al antimperialista y al amigo de Cuba, dijo el embajador Pedro Nuñez Mosquera al imponerle la distinción que lleva el nombre de una de las heroínas de la Revolución Cubana y quien fue fundadora y directora de la Casa de las Américas.

La condecoración reconoce los méritos y aportes de quien nació en España, pero a los 13 años llegó a Cuba para engrosar las filas del exilio, tras el azote fascista contra la República española. En la isla caribeña estudió el bachillerato e inició estudios de Ingeniería en la Universidad de La Habana, se afilió al Partido Comunista de Cuba y descubrió su vocación por la filosofía.

Federico Álvarez recibe Orden Haydée Santamaría
Federico Álvarez recibe Orden Haydée Santamaría. Foto: Prensa Latina


En 1947 viaja a la capital mexicana con otros exiliados españoles y allí se recibe como Licenciado en Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México. Vuelve a Cuba en 1965 para impartir clases en la Universidad de La Habana. Es la época en que trabaja además como editor del Instituto Cubano del Libro y colabora intensamente con la Casa de las Américas, en estrecha vinculación con lo mejor de la intelectualidad nacional.

Tras un período en España, donde fue editor y luego director del Fondo de Cultura Económica, retorna definitivamente a México para desempeñarse como profesor en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, además de impartir cursos de Historia de la Literatura, Teoría Literaria y Semiótica.

México y Cuba han sido sus dos patrias de amor, tierras en las que ha desplegado todo su saber, su fidelidad a los principios revolucionarios y su vocación de maestro al más puro estilo martiano, dijo en la ceremonia Waldo Leyva, consejero cultural de la misión diplomática cubana.

Visiblemente emocionado, Federico Álvarez recibió la distinción y declaró: “me honra, me une otra vez con Haydee Santamaría, con la Casa de las Américas y con tantos amigos como Nicolás Guillén, Roberto Fernández Retamar, Mario Benedetti y Eduardo Galeano”.

 

Con información de Prensa Latina