Matanzas despide el TITIM hasta 2018

El Taller Internacional de Títeres de Matanzas (TITIM) tuvo en sus últimas jornadas un maratón de actividades. El ambicioso programa confirmó el por qué, la Ciudad de los Puentes se ha convertido en la capital de los títeres en Cuba, y un punto determinante en la región, ahora que ya se ha consolidado la red de Festivales Internacionales de Títeres de Las Américas (FINTLA), organización surgida con las buenas vibras de estos días, donde intervinieron importantes promotores del continente.

La sala de conciertos José White fue escenario de varios reconocimientos. Con la presentación especial de la pianista matancera Elvira Santiago y otros invitados, el puertorriqueño Manuel Morán, director de Teatro SEA, quien ganó varios escaños de los pasados Premios ACE (Asociación de Cronistas de Espectáculos de Nueva York) con la obra La Gloria, que tuvo guión de Norge Espinosa y diseños de Zenén Calero, trajo hasta Matanzas los diplomas oficiales de los premios que ganaron en la edición 2016 de los ACE, Rubén Darío Salazar, como Mejor Dirección, e Iván García, como Intérprete Más Destacado de Teatro Infantil, ambos con la obra Por el Monte Carulé, que estuvo de gira por los Estados Unidos.

Otro de los reconocimientos públicos fue para Enrique Lans y Yanisbel Martínez, integrantes del grupo español Etcétera, ganador de uno de los Premios Villanueva de la Crítica 2015, por su espectáculo Pedro y el lobo, versión en la que intervino un elenco cubano-español, y que tuvo varias presentaciones en la Isla, realizando un extenso recorrido por las montañas orientales, durante la Cruzada Teatral Guantánamo-Baracoa. El Villanueva, premio que entrega la Sección de Crítica de Artistas Escénicos de la UNEAC, reconoce los mejores espectáculos cubanos y extranjeros presentados en el país.

Finalmente, se entregó la Distinción Hermanos Camejo y Pepe Carril, galardón que se otorga por primera vez, y que recayó en manos de Xiomara Palacio y Armando Morales. Según confirmó el acta del jurado, integrado por la la teatróloga Marilyn Garbey, y los dramaturgos Norge Espinosa y Ulises Rodríguez Febles, se le entrega la distinción a “dos personalidades del teatro para niños y de títeres de nuestro país que han contribuido con su trabajo profesional al desarrollo, promoción y dignificación del arte de los retablos”.

La Distinción Hermanos Camejo y Pepe Carril está auspiciada por la Filial de Artes Escénicas de la UNEAC de Matanzas y el Centro Cubano de la UNIMA en coordinación con el Comité Organizador del TITIM, la Casa de la Memoria Escénica y el Consejo Provincial de Artes Escénicas de la Ciudad de los Puentes.

El TITIM reconoció, además, la labor de Jacques Trudeau, uno de los principales colaboradores de este Taller, que en 2016 finaliza sus funciones como Secretario General de UNIMA Internacional, y a Yanisbel Martínez, otra de las grandes cómplices que ha tenido el espacio matancero. El agasajo lo encabezó Gisela González, presidenta del Consejo Nacional de las Artes Escénicas, quien les regaló una bandera cubana a ambos.

La gran fiesta de los títeres tuvo en sus jornadas nocturnas un concierto especial de la Orquesta Failde y la presentación de Cuban Coffee by Portazo´s Cooperative (CCPC), un espectáculo multipremiado del grupo El Portazo, que dirige el talentoso Pedro Franco.

Durante estos días, el TITIM ha confirmado su solidez como punto de encuentro y de superación para los teatristas cubanos. Exposiciones, talleres, conferencias, presentaciones de libros, completan una programación envidiable para cualquier festival. La calidad de la selección y la apertura a propuestas que, como dijera su director artístico, Rubén Darío Salazar, están “al borde del retablo”, hacen del TITIM una fiesta de los títeres bien singular, a la que deseamos mucha salud y futuro.

Fuente: Cubaescena