Marta Campos, cantautora:

El impacto fue duro, lloré en la mañana, pero dije: “Esto no puede ser todo, tenemos que continuar una línea, una idea”. Él estuvo siempre muy apegado a nuestro trabajo, en defensa de los principios de nuestro socialismo, de nuestra cultura, de nuestra identidad, de nuestra historia, y nosotros, como artistas revolucionarios, debemos continuar ese legado. Hay respeto, hay tristeza, pero también hay compromiso de continuar, de mantener y cuidar nuestro país; ese el trabajo nuestro como artistas.