Mariano Rajoy. Líder del Partido Popular y Presidente en funciones del Gobierno de España.

“soy consciente de las dificultades de gobernar en minoría”    

N.E.: Pero lo que quiero es gobernar

INVESTIDURA PARLAMENTARIA

Rajoy acepta someterse a la investidura y agradece al PSOE la abstención

El líder del PP asegura que no ha decidido su Gobierno y que quiere que la legislatura dure cuatro años

MIQUEL ALBEROLA

NATALIA JUNQUERA


Madrid 25 OCT 2016 - 18:16 CEST

El líder del PP, Mariano Rajoy, ha aceptado este martes el encargo del Rey de enfrentarse al debate de investidura, que comienza este miércoles. El presidente en funciones acudirá al Congreso sin los votos necesarios para ser elegido en la primera votación, en la que necesita una mayoría absoluta, pero con la previsión de ser investido en la segunda, donde solo es necesaria mayoría simple, gracias a la abstención que los socialistas decidieron en el comité federal del pasado domingo. El candidato del PP ha aprovechado su rueda de prensa tras el encuentro con Felipe VI para agradecer al PSOE su cambio de postura: "Es una decisión responsable y razonable".

Rajoy ha querido trasladar un mensaje conciliador —"soy consciente de las dificultades de gobernar en minoría"— y ha insistido en que el PP nunca se planteó "caer en la tentación" de buscar unas terceras elecciones y "jugar con tácticas ventajistas" —todas las encuestas mejoraban sus resultados respecto a los comicios del pasado 26 de junio—. "Me gustaría contar con una mayoría parlamentaria más amplia. Sé que no va a ser así, pero trabajaré desde el primer día para que ese Gobierno sea estable y duradero. Soy consciente de que eso solo será posible con diálogo y acuerdos", ha añadido el presidente. "Tendré que ganarme los apoyos y ni se me pasa por la imaginación disolver las Cortes. Voy a intentar que la legislatura dure cuatro años".

En primera fila le arropaban la secretaria general del PP, Dolores de Cospedal, su jefe de Gabinete, Jorge Moragas, y la vicepresidenta en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, pero Rajoy no ha querido decir ni una palabra sobre su futuro Gobierno. De hecho, preguntado por su próximo equipo, el presidente en funciones ha dicho: "No lo tengo perfilado. Ni siquiera he pensado en ese asunto". Tampoco ha querido aclarar si piensa incluir en su nuevo Gobierno al ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, que acaba de ser reprobado por toda la oposición en el Congreso. 

Preguntado por si le preocupaba la concentración Rodea el Congreso y si compartía las declaraciones de Pablo Iglesias en el sentido de que le parecían "lógicas" y hasta "saludables", Rajoy se ha limitado a contestar: "El derecho de manifestación está recogido en la Constitución. Todo lo que se haga cumpliendo la Constitución y la ley es algo que se puede hacer y no tengo una sola palabra más que decir sobre el asunto".

Esta es la segunda vez en esta legislatura que Rajoy se presenta a un debate de investidura. En la primera ocasión, en agosto, el candidato del PP fue al Congreso, pese a que no contaba con los votos suficientes para ser investido. Previamente, tras las elecciones del 20 de diciembre, había declinado el encargo del Rey para intentar formar Gobierno. Tras el rechazo de Rajoy, decidió intentarlo el ex secretario general del PSOE Pedro Sánchez, que también fracasó.

http://politica.elpais.com/politica/2016/10/25/actualidad/1477383814_712492.html